La empresa Turistoria es la encargada de gestionar las visitas al centro de interpretación y a las cámaras sepulcrales.
La empresa Turistoria Gestión y Difusión del Patrimonio ha sido la adjudicataria de la gestión de la explotación del producto turístico Tumbas Principescas de Toya y Hornos, que incluye la visita al centro de interpretación ubicado en el casco histórico de Peal de Becerro, al propio yacimiento, declarado Bien de Interés Cultural, al aula didáctica y a las torres medievales.
A través de la visita al Centro, que fue inaugurado en 2011, se realiza un recorrido por la forma en que entendían la muerte los íberos y sus rituales funerarios. Además, la visita se complementa con las actividades para escolares que se llevan a cabo en el aula didáctica, con el objetivo de que conozcan mejor el pueblo íbero.

Turistoria, compañía que gestiona actualmente el producto turístico, cuenta con dos arqueólogos, que se encargan de mostrar los encantos de los sepulcros ibéricos por un módico precio, además de puntualmente realizar visitas teatralizadas para rememorar cómo vivían los íberos de Tugia, ciudad íbera situada a 7 kilómetros de Peal de Becerro frente al Cerro de la Horca y la Cámara de Toya, y de esta forma ayudar al visitante a conocer y dar sentido a los rituales de muerte e incineración que tanto les caracterizaba.
La alcaldesa, Ana Dolores Rubia, subraya la importancia “patrimonial y turística” del yacimiento que se ha convertido en uno de los referentes de la cultura íbera en la provincia al formar parte del Plan Turístico Viaje al Tiempo de los Íberos, impulsado por la Junta y la Diputación para la recuperación y valorización de yacimientos arqueológicos íberos de la provincia.
Rubia, destaca la posición estratégica de Peal de Becerro como puerta de entrada al Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, “un acicate para que sigamos promocionando nuestros atractivos turísticos, veamos así aumentadas el número de visitas y podamos vincular la economía pealeña también al sector turístico”.