El Santísimo procesionó por las concurridas calles de la localidad que fueron engalanadas para la ocasión.

La procesión comenzó a las 7 de la tarde desde la Parroquia de San Pedro Apóstol y realizó el recorrido habitual pasando por puntos clave como el Antiguo Convento de Carmelitas o la Puerta de la Villa.

Los distintos altares preparados para la ocasión aportaban un especial atractivo al recorrido procesional durante el que se pudo contemplar cómo los vecinos se echaron a las calles con familiares y amigos.