El alcalde de Cazorla (Jaén), Antonio José Rodríguez, ha destacado que la futura planta de energía solar proyectada en la pedanía de El Molar por el Servicio Mercantil Estatal de Infraestructuras Agrarias (Seiasa), empresa instrumental del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, será “fundamental” para el futuro de 549 hectáreas de olivar tradicional de las vegas altas del Guadalquivir.
La inversión prevista para esta infraestructura es de un millón de euros y se enmarca dentro del Plan Nacional de Regadíos para su modernización y consolidación. Rodríguez ha apuntado a Europa Press que el objetivo de esta actuación es suministrar energía eléctrica a las instalaciones para regadío realizadas por Seiasa en la Fase I. La planta de energía solar fotovoltaica busca “reducir su dependencia energética y será instalada junto a las estaciones de bombeo para su suministro”.
En esta línea, ha señalado que esta actuación es “importante” para dar continuidad a la modernización de los riegos en el término municipal de Cazorla, afectando muy directamente a la comunidad de regantes de la pedanía de El Molar, que engloba 549 hectáreas en conjunto con el término municipal de Santo Tomé. Rodríguez, ha apuntado que la inversión por parte de Seiasa es “fundamental para esta zona de olivar tradicional de las vegas altas del Guadalquivir, en el que la mayoría de sus habitantes dedican su labor a las tareas agrícolas y se hace primordial que tengan unas instalaciones dignas de modernización de riego”.