El pasado domingo, día dieciocho, las instalaciones de la SCA “San Ginés y San Isidro” de Sabiote, fueron el excelente escenario para disputar la séptima ronda de liga provincial y liga andaluza; Sabiote cuenta con un equipo de ajedrez en cada una de las categorías mencionadas.

Los cien jugadores de toda la geografía provincial, más los padres que acompañan a sus hijos, pudieron degustar y comprar el excelente aceite sabioteño. Los elogios son constantes y, desde aquí, quiero agradecer a la Cooperativa San Ginés y San Isidro de Sabiote, que nos hayan cedido sus espectaculares instalaciones, y espero que este sea el comienzo de una larga serie de colaboraciones.

Era emocionante ver competir a niños pequeños con personas mayores, algo imposible de ver en otros deportes. Sin embargo, el ajedrez premia lo esencial de la persona.

En mi caso, es milagroso, voy por la calle, y soy un discapacitado, pero… comienza la partida, y dejo de serlo. Pues ya no importa la apariencia, sino el talento, la voluntad de vencer, el trabajo previo, el alma, y todas esas cosas que desgraciadamente no están de moda, pero, afortunadamente, son esenciales.

Héroes anónimos.

Algún día se estudiará lo que está consiguiendo el Club de Ajedrez de Sabiote, después de casi treinta años sin club, lo recuperamos, ascendimos a primera división andaluza, (esta es nuestra sexta temporada en la categoría) conseguimos traer a Sabiote un ¡¡¡Campeonato de España!!! Algo impensable para la mayoría, y creamos la Escuela Municipal de Ajedrez.

Sin embargo, todo esto no ha servido para fomentar la afición por el ajedrez en Sabiote.

El ajedrez ha marcado mi vida.

Pues sí, cuando acabé la E.G.B. para continuar mis estudios, debía desplazarme a Úbeda, y claro, mi madre tenía miedo de que me pasara algo al subir al autobús, cruzar alguna calle, etc. Ella, a veces se siente culpable por esa decisión, pero, sinceramente, creo que todo llega en su momento.

Quince años más tarde, decidí que tenía que hacer algo con mi vida, pocos creyeron en mí cuando dije que iba a retomar mis estudios en Jaén. Allí hice B.U.P., C.O.U., Selectividad y, en lugar de estudiar algo fácil, cómo me aconsejaban, me licencié en Psicología, hice un Máster en Dependencia e Igualdad en la Autonomía Personal, encontré el amor, publiqué mi libro…

Todo eso hubiera sido imposible si mi cerebro no hubiera estado activo constantemente, gracias al ajedrez.

¿De verdad sigues pensando que el ajedrez es una actividad sin importancia?, ¿De verdad piensas que el ajedrez es sólo para personas muy inteligentes? Yo pienso que las personas que aprenden ajedrez son más inteligentes, porque el ajedrez es el gimnasio del cerebro.

Sé egoísta, piensa en ti, y aprende ajedrez, te servirá para todo en la vida.

Mientras tanto, los héroes anónimos, seguiremos paseando con orgullo el nombre de Sabiote.