JAÉN, TIERRA DE FESTIVALES

MÁS DE UNA TREINTENA DE CITAS MUSICALES POR TODA LA PROVINCIA RECORREN UNA AGENDA QUE SE LLENA DE MÚSICA EN VIVO POR TODA LA PROVINCIA DE JAÉN

Cuando hablamos de festival, se nos viene a la cabeza grandes eventos como el FIB, Sonar, Dreambeach o Viña Rock. Eventos que reúnen en solo un fin de semana a cientos de miles de amantes de la música alrededor de pequeñas ciudades, construidas para albergar en tres días a una tribu muy particular y que se reproduce a la misma velocidad que estos festivales.

En Jaén, los últimos años han proliferado decenas de festivales que han manchado el mapa de la provincia andaluza de blues, indie, funky, rock o pop. Todo ello en su gran mayoría, como los buenos perfumes, en un formato pequeño pero con mucha personalidad y por supuesto, con más ganas que medios y presupuesto.

Desde Alcalá la Real con su histórico Etnosur al Blues Cazorla, donde tras 25 ediciones siguen aprendiendo de la música. Nuevos proyectos como el Go Rural de la capital o de pequeño formato pero con un gran encanto como Un Mar de Canciones de Torreperogil o Música en Segura, una cita única en un entorno natural sin igual.

Destacan pequeños municipios como Torres con el mayor festival de música negra del sur de Europa, hablamos del Imagina Funk, otra de esas citas con encanto como el Sweet Cotton Blues de Baños de la Encina, un Festivales de pequeño formato pero con mucha esencia y atractivo.

Por géneros, los festivales “Indies” de la provincia llevan el nombre del Vértigo Estival en Martos o o el Planeta Demos de Mengíbar. El blues y el rock sureño están representados en el histórico Frank Rock & Blues, los acordes más roqueros y metaleros suenan con el Barcia Metal de Torreperogil, el Minarock de Linares o el Víncula Rock de Escañuela.

Festivales que se convierten en fiestas repletas de público y que no responden a un género concreto son el Ibero Joven de Peal de Becerro, el Sierra Rock en Beas de Segura o el Miaque de Porcuna, con permiso del Hyunday Park de la capital el nuevo FestMuve de Úbeda que se une a Los Cerros Sound como la oferta festivalera de la ciudad patrimonio de la humanidad.

El recorrido festivalero hace parada en pequeños pueblos como Las Escuelas, donde un Skull of Metal eterno recorre lo más destacable del metal, siendo lugar de peregrinación para los amantes del género. Citas como el Cazorla Suena, que a pesar de su corta vida, se está haciendo un hueco en el panorama musical de la provincia de Jaén.

La capital del santo reino, acumula media docena de citas musicales en una agenda donde el último en llegar fue el Go Rural y que se mira cara a cara con el primero de la clase, el eterno Lagarto Rock.

Una oferta excepcional, que está engrasando su maquinaria de cara sus ediciones 2019. Algunos se caerán por falta de financiación o desbandada de los organizadores en la mayoría de los casos, colectivos y entramado asociativo son su piedra angular. Otros nacerán de la mano de iniciativas empresariales o de las instituciones locales, con el fin de convertir su municipios en el próximo Benicasin, pero como si de una selección natural se tratase, serán los más regulares los que volverán a acercar lo más novedoso de la música y sus distintos estilos, a estos 14000 kilómetros cuadrados de escenario, como reza el eslogan de la iniciativa turístico-festivalera Jaén en Julio.

Como si de un cartel se tratase, seguiremos sumando iniciativas musicales festivaleras a este mapa de cara a la época estival.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies