La Guardia Civil ha interpuesto 160 denuncias durante la campaña especial de control de vehículos que la Dirección General de Tráfico (DGT) llevó a cabo la semana pasada. Según fuentes del Estado, durante siete días, agentes de la agrupación de Tráfico han controlado en las carreteras de la provincia a 4.532 vehículos y se han formulado 160 denuncias a 154 vehículos, lo cual supone el 3,3 por ciento del total de vehículos denunciados.

Entre las irregularidades que han dado lugar a las denuncias, las infracciones más frecuentes han sido relacionadas con ITV (59), documentación (39), exceso de peso (16), placas de matrícula (6), alumbrado (6) y neumáticos (4). En cuanto al tipo de vehículos, los que han concentrado mayor porcentaje de denuncias en la campaña han sido los camiones, de los que han sido denunciados el 8,1 por ciento de los controlados por los agentes; seguidos de las furgonetas, de las que han sido denunciadas el 7,6 por ciento, frente al 3,2 por ciento de las motos y el 2 por ciento de los turismos multados.

En la provincia de Jaén se produjeron el año pasado 11.598 infracciones relacionadas con el estado de los automóviles, un 19 por ciento sobre el total de las denuncias formuladas. Los datos de la provincia revelan que de los 229 accidentes en carretera contabilizados en la provincia en lo que llevamos de año, en 171 casos, es decir el 75 por ciento, estaban implicados vehículos con más de 8 años de antigüedad. Por lo que respecta al año pasado, 479 vehículos de esa antigüedad (74 por ciento) protagonizaron alguno de los 646 siniestros ocurridos.

La antigüedad media de los vehículos en los que viajan las víctimas mortales de accidentes en carretera va aumentando mes a mes. Si en 2014 esa antigüedad era de 12,3 años, en los seis primeros meses de 2015 ese envejecimiento de los vehículos ha aumentado un año más, llegando hasta los 13,6 años.