La suma de antecedentes policiales, con 57 detenciones anteriores por parte de Policía Nacional y Guardia Civil, junto al riesgo de fuga han sido los dos elementos que han pesado para que el responsable del Juzgado de Instrucción número 2 de Jaén haya decretado el ingreso en prisión preventiva de D. J. Z., de 34 años, como presunto autor del robo de la Custodia del convento de la Comunidad de Religiosas Franciscanas, conocidas como Las Bernardas, en Jaén capital.
La suma de antecedentes y el riesgo de fuga llevan a la cárcel al acusado de robar de la Custodia Ampliar foto Fuentes policiales señalaron a Europa Press que el acusado, al que se le imputa inicialmente un delito de robo con fuerza, se negó a declarar en Comisaría por lo que se pasó a disposición judicial sin agotar el plazo máximo de 72 horas detenido. Las mismas fuentes señalaron que ya no se han encontrado más piedras preciosas de las que adornaban la Custodia y que se está a la espera de que desde el Juzgado se les traslade el contenido de la declaración del acusado por si pudiera arrojar alguna luz sobre el paradero del resto de perlas y piedras preciosas que faltan por recuperar.
Los hechos ocurrieron el viernes, 11 de marzo cuando una de las monjas del convento observó la falta de la custodia que estaba al culto en la capilla. Varias personas que estaban allí le explicaron que todo fue muy rápido y que vieron cómo un joven saltaba la reja metálica con la ayuda de un banco, sustrayendo la custodia y huyendo a gran velocidad. Poco a poco, reconstruyendo y recopilando todo tipo de detalles, así como las manifestaciones de quienes estaban por el lugar y junto a las tareas de la Policía Científica, consiguieron identificar al presunto autor: “un viejo conocido de la Policía con 35 detenciones por todo tipo de hechos delictivos” y a las que se suma otro amplio historial por parte de la Guardia Civil.
Posteriormente, la autoridad judicial ordenó el registro domiciliario de la vivienda, donde los agentes encontraron un gran número de piezas y numerosas piedras preciosas que servían de ornamento a la Custodia robada, con lo que se articuló un amplio despliegue para arrestarlo, cosa que se produjo este martes. En el registro, además, hallaron una daga fechada en 1948 de las que normalmente lucen en el pecho las imágenes de las dolorosas. No pertenecía, por tanto, a la Custodia, de modo que los investigadores analizaron si había alguna denuncia sobre la sustracción de esta pieza, pero sin resultado. Por ello, centraron sus pesquisas en las diferentes imágenes marianas de la ciudad que en cuaresma están expuestas al culto, hasta dar con la titular de una hermandad a la que le faltaba el puñal que debía lucir entre sus ropas y que no había sido denunciado al desconocer los responsables el hecho.

La había sustraído presuntamente el mismo día en la iglesia de San Ildefonso. El acusado acabó entregándose este martes en la Comisaría de la Policía Nacional y, según fuentes judiciales, en todo momento ha sostenido que su adicción a las drogas le llevó a cometer el robo. Además, un persona muy cercana la pareja sentimental del acusado fue la encargada de también entregar en comisaría varias piedras preciosas arrancadas de la Custodia, no obstante queda un elevado número por localizar y es en ello en lo que se va a centrar la labor policial.