La edificación más história de esta villa jiennense quedó minúscula ante la particular magia que gira en torno al humor de la mano de “El Brujo”. Un espectáculo único y singular que atrajo a espectadores de diversos puntos de dentro y fuera de nuestra provincia.

Álvarez, nacido en Lucena (Córdoba) pero con infancia jiennense, llegó hasta Sabiote de la mano del programa de Diputación Provincial de Jáen “Noches de Palacio” en conjunción con la administración local. Una combinación esencial entre edificiaciones históricas y los mejores espectáculos artísticos, que pretende acercar el arte hasta aquellos jiennenses que residen en los municipios más pequeños.

“Cómico” es un espectaculo de humor en el que el artista lucentino repasa aquella parte de sus espectáculos que quedan fuera de la visión del espectador. Un viaje a través de los sustentos y motivaciones más personales que han dado origen a sus obras en los últimos diez años. Todo ello con el único objetivo del “gozo” personal del artista y particular del espectador.

Esta concepción rompedora del humor y su origen tuvo una respuesta de igual proporciones por parte de sabioteños y visitantes, pues el patio del Castillo-Fortaleza de Sabiote mostraba un lleno absoluto. Risas y carcajadas se acompasaron con “El Brujo” haciendo que el espectador acabara rindiendo su melodioso homenaje al actor en forma de ovación final.