La campaña de control de velocidad realizada la semana pasada por la Policía Local de Jaén, en concreto entre los días del 16 y 22 de abril, en el que se han realizado un total de diez controles y se han llegado a controlar 5.855 vehículos, de los que 4.940 vehículos circularon respetando los límites de velocidad, mientras que 915 vehículos han sido denunciados, lo que representa un 15,63 por ciento de vehículos infractores sobre el total de vehículos controlados.

En concreto se destaca que a uno de los conductores de los vehículos controlados, le fueron abiertas diligencias judiciales en aplicación del artículo 379.2 del Código Penal, por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas. Dicha campaña se ha llevado a cabo con el objetivo de controlar los excesos de velocidad centrados en las principales vías y travesías de la capital.

Desde la Concejalía se incide en destacar que la velocidad es la principal causa de siniestralidad en las carreteras españolas (cada año provocan casi 500 victimas mortales) y por tanto no hay que descuidar también las vías urbanas, ya que la gran presencia de peatones que circulan a pie, las distracciones y el exceso de confianza de circular por las vías habituales que se conocen bien, da lugar a un elevado número de accidentes de tráfico.

Unos accidentes de circulación que en ocasiones sólo producen daños materiales, pero a veces también causan heridos e incluso fallecidos, circunstancias últimas que se hubiesen podido evitar si se circulase a una velocidad más reducida.

Por tanto, desde el Ayuntamiento de Jaén se colabora en estas campañas de vigilancia y control del tráfico a través de la Policía Local y dentro del ámbito de sus competencias en materia de tráfico, buscando así sensibilizar a los conductores de la necesidad de que incrementen la seguridad vial en el casco urbano. Así dichos controles de velocidad hacen especial hincapié en zonas de colegios frecuentadas por escolares, menores u otros colectivos más vulnerables, ya que constituyen una amenaza real para la seguridad vial.

Desde Policía Local se anuncia que los resultados de esta campaña evidencian que aún existe un elevado número de conductores que no respetan los límites específicos y genéricos de velocidad en el núcleo urbano. Desde la Concejalía de Seguridad Ciudadana, Tráfico y Transportes se recuerda una vez más que la velocidad máxima permitida circulando por vías urbanas es de 50 kilómetros por hora, y queda reducida a 30 kilómetros por hora en caso de zonas escolares, a velocidades inferiores si se encuentra específicamente señalizado al efecto.