El pleno del Ayuntamiento de Jaén elige este lunes al nuevo alcalde, por lo que, salvo sorpresa de última hora, Javier Márquez (PP) sustituirá a José Enrique Fernández de Moya, que dejó la institución para centrarse en su labor en el Congreso, donde probablemente recalará al concurrir a las elecciones generales como cabeza de lista ‘popular’ en la provincia.

La sesión extraordinaria tendrá lugar a partir de las 19,00 horas y contará con dos puntos en el orden del día. En el primero tomará posesión como concejal Yolanda Pedrosa, número 13 en la candidatura del PP en las municipales, mientras que en el segundo se escogerá y proclamará al nuevo regidor.

El PP ya ha anunciado que su candidato es el actual concejal de Urbanismo, Servicios Técnicos Municipales, Somuvisa, Plan Urban y Medio Ambiente, de modo que es prácticamente seguro que sea él quien asuma la máxima responsabilidad municipal gracias a la mayoría simple de su formación, que cuenta con doce concejales.

Y es que, según han adelantado los otros tres partidos, van a mantener la postura que ya expresaron en la votación en la que hace casi cinco meses se escogió a Fernández de Moya. Así, tanto los nueve ediles del PSOE como los tres de Jaén en Común (JeC) tienen previsto apoyar a sus respectivos aspirantes, y los tres representantes de Ciudadanos (C’s) votarán en blanco.

Por su parte, Márquez ha manifestado el “honor” y la “ilusión” que siente al acceder a la Alcaldía, por lo que está “también abrumado porque es mucha responsabilidad lo que en el fondo” tiene. “Se inicia un camino nuevo, que evidentemente tiene una base de un trabajo que se estaba haciendo desde hace cuatro años y medio, pero que ya tenemos que dar una serie de pasos que creo que van a ser muy positivos para el funcionamiento de la ciudad”, explicó el pasado 10 de noviembre al confirmase que relevaría a Fernández de Moya. “Reorganizar y, por tanto, probablemente tenga que dar también la impronta de lo que se quiere hacer en los próximos cuatro años”, señaló sobre sus primeros pasos como regidor, y precisando que habrá una “línea de continuidad, pero evidentemente hay que cambiar también un poco el chip y meter la segunda marcha en el Ayuntamiento”.