El primer quebrantahuesos nacido en Andalucía en libertad en 32 años se va a llamar Esperanza. Es el nombre que más votos ha tenido en la campaña en redes sociales abierta por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio para dar nombre a este pollo, una hembra que nació en Cazorla en abril. Sus padres eran Tono y Bimunda, la primera pareja de aves liberadas. Pronto, el pollo cumplirá 124 días y realizará su primer vuelo.

La gente ha propuesto también poner al ejemplar Huesitos, Libertad, Fenix, Zaharaeña (por la costumbre del animal a vivir en lugares apartados), Tonda (por la combinación de sílabas de los nombres de los padres) o Zambrana (por la filósofa andaluza María Zambrano, “a la que más de una vez se desahució en vida”). Esperanza, sin embargo, ha sido el nombre más apoyado.

Se trata del primer nacimiento de un quebrantahuesos en libertad en Andalucía, un éxito del Programa de Reintroducción de esta especie que desarrolla la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. Desde 2006 se comenzó a soltar ejemplares nacidos en cautividad. Pocos han sobrevivido, entre otras causas, por la alta mortandad originada por los venenos. Hace unos cuatro meses se logró que una pareja se reprodujera en libertad. Destaca el hecho de que la madre fuera un ejemplar de tan solo cuatro años, cuando la edad fértil de una quebrantahuesos suele estar en los seis años.