Varias decenas de escolares de Begíjar y Baeza (Jaén) han participado este jueves en la plantación de especies autóctonas en la ribera del Guadalquivir, concretamente en una zona ocupada por las ya finalizadas obras de la Autovía del Olivar en el tramo de Puente de Obispo, pedanía baezana. Escolares de Begíjar y Baeza reforestan la ribera del Guadalquivir tras la obras de la Autovía del Olivar Ampliar foto Álamos, zarzas y cañas, propias de primera línea de ribera, se encuentran entre las 230 especies autóctonas plantadas por los cerca de 80 niños que han participado en esta actividad organizada por la Consejería de Fomento y Vivienda.
Estos trabajos se suman a la reforestación de olmos, especies más grandes, en la ribera, ya desarrollada por la UTE Fesrrovial y Agruman, empresas responsables de las obras. El director general de Infraestructuras, Jesús Huertas, acompañado del delegado territorial, Rafael Valdivielso, ha estado presente en esta actividad escolar y ha subrayado la importancia de “dejar la ribera tal y como estaba antes de las obras de la autovía desde el punto de vista medioambiental”.
Los bosques de ribera en el alto Guadalquivir son espacios protegidos dentro de la Red Natura 2000 y están catalogados como Lugares de Importancia Comunitaria. Además, esta zona de Puente del Obispo fue declarada el año pasado como Zona de Especial Conservación, de ahí la necesidad e importancia de repoblar la zona. “Además de las especies arbóreas, nos encontramos animales como el zorro, el galápago leproso y otros reptiles, así como especies de patos y aves propias del bosque de ribera”, ha añadido Huertas. Las obras de la Autovía del Olivar ocuparon los márgenes de la ribera con la construcción del viaducto de Puente del Obispo, de 210 metros de longitud, que salvaguarda el cauce del río, la vía pecuaria, el bosque de ribera y las franjas de servidumbre de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir. Tras finalizar las obras, la Consejería de Fomento y Vivienda ha revitalizado la zona con la construcción de un área de ocio —compuesta por mesas y bancos construidos con material reciclado de la obra—, plantaciones y un panel informativo sobre el entorno medioambiental.
Esta zona, perteneciente a los términos municipales de Baeza y Begíjar, ha sido históricamente un sitio de paso como demuestran los importantes restos arqueológicos íberos y romanos encontrados en el Cerro de los Vientos, historia que también ponen de relieve los tres puentes que se superponen en la pedanía de Puente del Obispo. PUENTES El primer puente medieval data de principios del siglo XVI y se conserva en el poblado formando parte del callejero; el segundo puente pertenece a la antigua carretera A-6109 que unía Jaén con Baeza y fue construido en el año 1986. Y por último, se ha construido el viaducto de Puente del Obispo que forma parte de la A-316 Autovía del Olivar, en el tramo EN-ES Puente del Obispo.
Las obras de la A-316, que han supuesto una inversión global de 293,4 millones de euros en la provincia jiennense, se han llevado a cabo gracias a la cofinanciación europea, que ha calificado la nueva infraestructura como Gran Proyecto y ha permitido la reactivación de los cinco últimos tramos que se encontraban paralizados por falta de disponibilidad presupuestaria. La Junta ha destacado que la Autovía del Olivar supone, para la provincia de Jaén, una oportunidad de futuro, que aumenta las posibilidades de desarrollo social y económico en el interior de la comunidad autonómica, y potencia de forma definitiva la oferta turística, cultural y natural de la provincia de Jaén.