La Junta de Andalucía ha autorizado la venta de la que fuera sede de la Cámara de Industria y Comercio de Jaén, un edificio situado en la calle Hurtado que actualmente está en alquiler. Su enajenación es imprescindible para reducir la deuda de la entidad, que en 2014 se encontraba en tal situación de crisis que tuvo que ser intervenida por la Administración autonómica.

En julio, Manuel Barrionuevo asumía la presidencia de la institución, al mismo tiempo que se abría la subasta pública para vender la citada sede. Esa operación no funcionó, de manera que finalmente se ha optado por hacer una propuesta a la Diputación Provincial, con la que ahora mismo se está negociando. El primer paso era tener la autorización. El presidente espera que en mayo la venta sea una realidad.