Un total de 42 alumnos participan desde mediados de julio en la V campaña de excavación del yacimiento arqueológico Ermita Santa Potenciana, en el municipio de Villanueva de la Reina. Situado en una terraza del Guadalquivir cultivada de olivar, el lugar está repleto de restos romanos que forman parte de la historia de la localidad, hoy un poco más conocida.

“Se trata de un yacimiento arqueológico en el que, en estos momentos, se realiza un estudio técnico de las estructuras de hábitat que ya se han identificado para consolidar el dibujo del mismo y musealizarlo, de tal forma que sea visitado por los turistas en el futuro”, señalaba esta semana la delegada territorial de Educación, Cultura y Deporte, Yolanda Caballero, durante una visita a los trabajos, que dirigen los arqueólogos Antonia González y Juan Nicás.

“Estos materiales cerámicos son analizados por expertos en arqueología de la Universidad Complutense de Madrid que, junto con profesores de las Universidades de Jaén y de La Plata de Argentina, conforman el equipo técnico que trabaja en las excavaciones de la Ermita Santa Potenciana”, añadía Caballero en el marco de unas excavaciones que comenzaron el pasado 13 de julio y se van a desarrollar hasta el 23 de agosto en tres turnos de dos semanas cada uno.

A lo largo de estos años de trabajo se han descubierto elementos singulares, como un horno romano, la canalización altoimperial que suministraba el agua a la población, así como la aparición de instrumentos de cuidado personal como horquillas para el pelo que han aparecido durante estos días. “Se trata de avances que justifican el esfuerzo que realiza el ayuntamiento de este municipio para promover una actividad que permitirá a sus vecinos conocer su historia a través del hallazgo de una mansio, una casa de postas romana, que viene a ratificar que el núcleo de población se encontraba en uno de los lugares de tránsito más frecuentados, en la vía de Cástulo a Iliturgi”, explicaba la delegada.

Por su parte, el alcalde de Villanueva de la Reina recordaba que, además de la campaña de excavación, el Ayuntamiento ha conseguido la titularidad de los terrenos en los que se encuentra el yacimiento arqueológico tras firmar un acuerdo con la empresa propietaria de los mismos en el mes de febrero. “Hablamos de un gran esfuerzo para un municipio tan pequeño como el nuestro que se va a traducir en un retorno turístico y cultural con el que queremos dinamizar la economía de nuestra zona”, aseguraba Alves.