La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha liberado este viernes en el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas un pollo de quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) en un acto que ha contado con la presencia del consejero José Fiscal. Con esta actuación son ya seis los ejemplares de esta rapaz que se han soltado este año al medio natural, en concreto cuatro en el citado parque y dos en el de Castril (Granada), en el marco del Programa de Reintroducción de la especie.

El pollo, una hembra nacida el pasado 23 de abril y de nombre Quesada, como el municipio jiennense, desciende de la pareja formada por Andalucía y Salvia, aunque criado por Viola. El ejemplar, de ascendencia 100 por ciento  asiática, procede del Centro de Cría en Cautividad de Guadalentín (Jaén).

El sistema elegido por la Consejería para la suelta es el de la cría campestre o hacking, una técnica originalmente utilizada en cetrería, para conseguir que el ejemplar liberado asimile el área de la suelta como su lugar de nacimiento y, por tanto, regrese a ella para asentarse y reproducirse. Para conocer sus movimientos una vez emprenda el vuelo se le ha dotado de un moderno sistema de seguimiento mediante emisores GPS.

Coincidiendo con este acto, la Consejería y la Fundación Gypaetus han instalado cerca del Museo Zabaleta de Quesada un expositor informativo del citado proyecto de reintroducción, con folletos y fichas de avistamiento, y otro de ventas de libros, biochapas, etc. De forma paralela se realizarán talleres en la que participará la Red de voluntarios Ambientales del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas.

El Programa de Reintroducción del Quebrantahuesos que lleva a cabo la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio se inició con motivo de un proyecto de investigación (finalizado en el año 1991) realizado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas en colaboración con la Junta y la Unión Europea, tras la desaparición del último Quebrantahuesos en Andalucía en 1986. En él se estudió la viabilidad de reintroducir dicha especie en el Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, lugar elegido para su ejecución por haber sido el último enclave natural andaluz donde nidificó esta rapaz (1983). Desde entonces son ya 37 los ejemplares liberados gracias a esta iniciativa.

Todos los quebrantahuesos proceden de la reproducción en cautividad del Programa Europeo de Especies Amenazadas (EEP) del que forma parte el Centro de Cría de Guadalentín, gestionado por la Fundación Gypaetus y creado en diciembre de 1996 en el marco del Programa de Reintroducción del Quebrantahuesos de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía. Con él se pretende reproducir esta especie en cautividad y formar un stock genético que asegure la supervivencia de las poblaciones europeas de esta rapaz y el éxito del programa andaluz de reintroducción.