El municipio de Cabra del Santo Cristo se hermanó hace unos años con la localidad almeriense de Serón y desde entonces son continuas las visitas de los vecinos de ambas poblaciones, incluso en fechas diferentes a la celebración de la festividad del Santísimo Cristo de Burgos, nexo de unión entre los dos municipios.

En esta ocasión, han sido los alumnos del colegio Miguel Zubeldia, de Serón, los que han tenido la oportunidad de contemplar los principales puntos turísticos de Cabra del Santo Cristo, en cuya visita no ha podido faltar un encuentro con el alumnado del colegio Arturo del Moral de Cabra y, por supuesto, un acercamiento al lienzo del Cristo de Burgos, en la iglesia Nuestra Señora de la Expectación.

Cabra del Santo Cristo fue centro de peregrinación durante muchos siglos de todas aquellas personas que buscaban rendir pleitesía al milagroso lienzo. La cofradía del Cristo de Cabrilla de Serón tuvo que ser una de las primeras en fundarse, junto con la de Guadix, pues al año siguiente de llegar el Cristo de Burgos, es decir en 1638, existencia constancia de una esbelta cruz de mármol de Macael que portaban de regalo. Dicha cruceta se encuentra en la plaza de la Cruz de Serón, en la localidad cabrileña.