El sindicato Satse ha denunciado “la gran sensación de inseguridad” que padecen tanto los trabajadores como los usuarios del los hospitales Medico Quirúrgico y Materno Infantil de Jaén capital ante los hurtos continuados que están padeciendo.

El sindicato relata en un comunicado que el último de estos hurtos se registró el día 10, cuando entraron en los vestuarios que hay situados en el sótano del Materno Infantil y “forzaron la mayoría de las taquillas, sustrayendo de ellas objetos personales”.

Se da la circunstancia, según dice Satse, que las puertas de acceso “estaban rotas desde hacía tiempo, tal y como ocurre con las puertas de acceso a las unidades de Hospitalización”.

Añade el sindicato que “con frecuencia” llegan a producirse “situaciones que ponen en riesgo la integridad física” de los propios trabajadores. Desde el Satse se pone como ejemplo lo ocurrido el día 10 cuando fue una trabajadora del hospital la que de madrugada sorprendió a los ladrones. “Afortunadamente los ladrones se dieron a la fuga, en lugar de enfrentarse a ella” ya que de haberse producido el enfrentamiento, “posiblemente hubiéramos tenido que lamentar algún daño personal”.

Los robos se han llevado a cabo en lugares de descanso del personal de las distintas unidades, en las propias habitaciones de los pacientes, en aulas de informática, en baños públicos (llegando a sustraer dos lavabos y los focos luminosos), en la cafetería, en zona de partos y quirófanos, e incluso en la farmacia del Hospital Médico Quirúrgico.

La Sección Sindical del Satse en el Complejo Hospitalario de Jaén sostiene que llevan desde el 4 de noviembre de 2014 denunciando esta realidad a través de escritos al director gerente, aunque “sin recibir respuesta”. En las denuncias por escrito desde el Satse se incide en “la ineficacia del sistema de visitas, implantado en mayo de 2013.

En este sistema, según ha recordado, “se invirtieron recursos económicos públicos” y funcionó “escasamente un mes, pues las puertas se rompían al no estar diseñadas para tal fin”. En la actualidad, según Satse, “la mayoría de las puertas continúan rotas al igual que las de los vestuarios que fueron asaltados”.

El sindicato ha destacado que existen “múltiples entradas tanto al Hospital Materno infantil como al Médico Quirúrgico, por lo que se favorece el acceso a los mismos, en cualquier momento”. Concretamente el Satse tiene contabilizadas un total de 12 entradas, “y la mayoría permanece abiertas las 24 horas.

También, han denunciado “la reducción de personal de vigilancia, pasando de tres vigilantes las 24 horas del día durante los 365 días del año, a dos”.