Rafael Mantas recibe el Premio Cronista Cazabán por su investigación sobre el pintor barroco Sebastián Martínez

El presidente de la Diputación subraya que “este trabajo nos permite reivindicar la figura y la obra de un artista jiennense que hasta ahora resultaba bastante desconocido”

El Aula de Cultura de la Diputación ha albergado esta tarde el acto de entrega del Premio Cronista Cazabán 2014, que convoca y concede el Instituto de Estudios Giennenses (IEG) y que este año ha recaído en Rafael Mantas Fernández por su trabajo sobre la vida y obra del pintor barroco Sebastián Martínez Domedel. El presidente de la Administración provincial, Francisco Reyes, el consejero director del IEG, Pedro Galera, y el consejero bibliotecario Salvador Contreras, han participado en la entrega de este premio que “este año ha cumplido con creces su objetivo de favorecer la investigación sobre temas jiennenses al galardonar una obra muy interesante, que nos va a ayudar a descubrir a uno de los artistas señeros de nuestra provincia, que, por desgracia, hasta ahora era bastante desconocido porque no se tenían demasiadas noticias suyas”, según ha destacado Reyes.

Este “riguroso, exhaustivo y extenso” estudio, por el que Rafael Mantas ha recibido los 3.500 euros con los que está dotado este galardón, “viene a cubrir –como ha incidido el presidente de la Diputación– esas lagunas de conocimiento y permitirá rescatar una figura primordial de la pintura barroca española, un artista que tal vez por estar en la periferia, por no pertenecer a las escuelas más importantes de la época, como la sevillana o la granadina, no ha tenido el reconocimiento que merecía”.

Esta es una de las hipótesis que Mantas apunta en su investigación para justificar el escaso conocimiento existente sobre este artista jiennense, coetáneo de pintores como Velázquez, Alonso Cano, Zurbarán, Murillo o Valdés Leal, pero que en vida tuvo un importante reconocimiento, como demuestra el hecho de que es el autor de un gran número de pinturas de la Catedral de Jaén, que recibió numerosos encargos en otras provincias y, además, fue pintor de cámara de Felipe IV. “Creo que esta investigación nos va a servir a los jiennenses para descubrir a un gran personaje y un magnífico pintor paisano nuestro”, ha remarcado Francisco Reyes en su intervención.

La realización de este estudio y su próxima publicación por parte del Instituto de Estudios Giennenses es una muestra, según el presidente de este organismo autónomo de la Diputación, de que “es un instrumento útil y necesario”, y sus consejeros y trabajadores “han contribuido durante más de seis décadas con su esfuerzo, dedicación y trabajo a que todos los temas vinculados con la provincia de Jaén, con su historia, su cultura y sus peculiaridades, salgan a la luz pública”. Una línea de acción que desde la Corporación provincial “queremos seguir potenciando, porque entendemos que los conocimientos sobre nuestra historia, cultura, ciencia… nos deben reportar beneficios más allá de los meramente investigadores y culturales”, entre otras cosas, ha añadido Reyes, porque “un territorio que cuenta con un rico legado monumental, cultural e histórico, pero también con un importante elenco de artistas y creadores, debe reconocerlos, reivindicarlos y sentirse orgulloso de contar con unos paisanos tan ilustres”.

De esta forma, ha concluido, “aumentaremos nuestra autoestima, porque este conocimiento refuerza la idea de que somos capaces de lo mejor, entre otras cosas porque otros jiennenses iguales a nosotros ya lo han hecho antes, y este convencimiento es clave para conseguir alcanzar nuestras metas como sociedad y progresar”.

Uno de esos jiennenses ilustres es Salvador Martínez, al que Rafael Mantas ha situado “a la altura y a un nivel equiparable al de otros grandes pintores de la época como Valdés Leal, Alonso Cano e incluso Velázquez”. Para este joven investigador, “este artista es una de la mejores paletas del siglo XVII” porque “dominaba a la perfección el óleo, sus composiciones eran sencillas, su aprendizaje continuo en sus viajes a Córdoba y Madrid, contaba con una gran destreza técnica y derrochaba arte en las figuras que pintaba”. Con este trabajo, que se divide en tres grandes partes: contexto histórico, biografía y catálogo razonado de sus obras, “intento devolver su nombre al lugar que merece entre los maestros del siglo XVII”, ha enfatizado Rafael Mantas, quien ha recordado que la figura de este artista jiennense se está rehabilitando en los últimos años con la realización de diferentes estudios críticos y la compra de algunas de sus obras por parte del Museo Provincial de Jaén y el Museo del Prado.

Por último, Pedro Galera ha mostrado su “satisfacción por que este año el Cronista Cazabán se haya entregado a una obra dedicada a la historia del arte, que es mi especialidad”. Esta ha sido la 44ª edición de este certamen impulsado desde el IEG desde el año 1971 que lleva el nombre “del antiguo cronista de esta ciudad, que fue el primero que se preocupó de realizar e impulsar las investigaciones sobre temas locales”. Respecto a la figura y obra de Sebastián Martínez, el consejero director del IEG ha celebrado la coincidencia de la concesión de este galardón con la fecha de su nacimiento. “Aunque no es un dato totalmente contrastado, creemos que se produjo entre 1615 y 1617, así que a lo largo de los dos próximos años vamos a hacer una serie de actos para dar a conocer aún más a este pintor”, según ha avanzado Galera.