En este sentido, han explicado que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Villacarrillo “está investigando al alcalde socialista de Beas de Segura por la gestión de la antigua junta directiva de la Comunidad de Regantes Beas de Segura” donde el primer edil ejerció como secretario. El caso, según ha apuntado el PP, “se abrió a raíz de una denuncia de los actuales responsables de la entidad quienes descubrieron que ni siquiera existía contabilidad”.

Así han indicado que en cuanto a falsedad documental, la comunidad de regantes “anunció una asamblea que nunca llegó a realizarse y se falsificó el acta para pedir un préstamo de 754.000”. De esta cuantía, según el PP, “solo llegaron a las cuentas de la comunidad 500.000 euros, desapareciendo más de 200.000 euros”. Actualmente, el proceso sigue en marcha y uno de los investigados es el alcalde beatense que ya ha prestado declaración a requerimiento de la Fiscalía y en calidad de exsecretario de los regantes”.

El PP apunta a que “al parecer, existía una sociedad paralela a la comunidad de regantes que usaba fondos de los comuneros además de algún préstamo que nunca llegó a ingresarse en la cuenta de la comunidad, deudas desorbitadas con proveedores y dinero en regalos y viajes”. Para el PP, “el PSOE tiene que responder de forma inmediata y aplicar su propio código ético porque una vez más, no nos vale que alardeen de tolerancia cero ante la corrupción y mantengan a este alcalde en el cargo”.