Un año mas la procesión del Corpus ha cambiado el color de varias calles de la ciudad de Villacarrillo. En esta ocasión con un recorrido que nunca antes se había visto gracias a que la procesión comenzó en la iglesia de San Francisco de Asís. Una iniciativa con la que se cumplía la petición de varios vecinos de esa zona de la ciudad para que también fuera protagonista en la celebración eucarística que atrae cada año a cientos de visitantes. También se unió a la celebración, la Guardia Civil, con la construcción de una “parada” protagonizado por la Virgen del Pilar y varios elementos de la benemérita como cascos y motos del destacamento de tráfico, un tricornio y por supuesto, la bandera nacional entre otros adornos. El Paseo Santo Cristo ha sido también protagonista de esta fiesta religiosa en un recorrido que ha unido casi en linea recta ambas parroquias. Finalizó el recorrido procesional en la Plaza Juan XXIII donde como es tradicional, se realizó la bendición a los vecinos. Los niños de la Primera Comunión, acompañaron en todo momento al Santísimo Sacramento, protagonizando el día anterior, una ofrenda floral, para completar el adorno del trono que portaba a “Jesús Sacramentado”.00