Unos días llenos  de actividades han llenado de espíritu romero y tradicion  la villa de las Torres Oscuras

El pasado 25 de Abril se daba de forma oficial, con la verbena romera, el pistoletazo de salida a unas fiestas  llenas de tradición en Torreperogil.

Desde hace décadas,  los romeros se desplazan al paraje a orillas del Guadalquivir conocido como “El Santo” para rendir homenaje a Santiago Apóstol, realizando parada en una de las romerías más peculiares y   donde la tradición convive con la singularidad del entorno.

La fiesta oficial comienza el 1 de Mayo con la bajada en procesión de la imagen al santuario, cerca del Puente de la Cerrada en la margen izquierda del Guadalquivir, donde se le ofrenda y recibe la bendición en una misa multitudinaria.

La tradición manda que la imagen debe de recibir en su seno las aguas del Guadalquivir, y así se hace, los hermanos transportan en ristre la imagen hasta el rio donde se desata la alegría colectiva y las gentes no dudan en lanzarse a las gélidas aguas del rio para “bañar” la imagen de Santiago Apóstol al ritmo de la banda de música y su inconfundible himno romero.

La convivencia de los vecinos de Torreperogil que se desplazan en masa, es uno de los puntos hermosos de este día de convivencia que termina con las tradicionales carreras de caballos, tradición que viene de la mítica batalla de Lentíscar donde los Torreños acompañaron al Apóstol Santiago en aquella lucha contra los musulmanes, es por ello tradicionalmente se le llamaba “Santiago matamoros”, término que por motivos raciales se suprimió de la celebración.

CRUCES DE MAYO
Coincidiendo con la festividad del 1 de Mayo y durante la tarde de ayer, La Cruz Verde, una calle tradicional de la localidad se engalana para recibir a los visitantes y a los vecinos. Se instala una cruz de flores y se programan actividades gastronómicas para hacer de esta festividad una tradición ya arraigada en Torreperogil.