La concejala de Bienestar Social ha acentuado que han aumentado considerablemente las partidas destinadas a ayuda al alquiler, ayuda a domicilio, ayuda a emergencia social, ayuda a familias con carencia de ingresos y menores a su cargo, a apoyo psicológico y ampliación del CAIT, al albergue municipal o al centro ocupacional

La concejala responsable de Bienestar Social y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Úbeda, Natalia Pérez Merino, ha realizado esta mañana una valoración de las partidas destinadas a estas concejalías dentro del Presupuesto Municipal de 2019.

La edil ha comenzado por el Área de Bienestar Social una concejalía con la que el equipo de gobierno ha demostrado estos casi cuatro años de mandato estar muy sensibilizado, a través de la creación de nuevas partidas e incrementando otras ya instauradas. “Hemos incrementado el presupuesto en un 74% con respecto al que manejaba el gobierno liderado por el Partido Popular”, ha subrayado. Y es que, como ha continuado diciendo Pérez Merino el equipo de gobierno ha destinado a Bienestar Social 2.337.977,11 euros este año.

Así y para detallar la partida destinada al funcionamiento de esta concejalía, la concejala ha destacado que el presupuesto del área se puede dividir en tres grandes bloques: servicios sociales comunitarios, centro ocupacional y albergue.

SERVICIOS SOCIALES COMUNITARIOS

Una de las partidas más significativas en este ámbito, ha declarado la concejala, es la destinada a la ayuda al alquiler. “Tenemos que recordar que durante el mandato del PP había una partida de 143.000 euros, un presupuesto que poco ayudaba a nuestros ciudadanos. Con la llegada del actual equipo de gobierno en 2015 esa partida se incrementó ese mismo año en 150.000 euros. Desde 2016 se tiene un presupuesto para todo el año de 450.000 euros, lo que ha supuesto un incremento de un 213%”, ha indicado.

Por otro lado, la concejala de Bienestar Social ha hablado de las ayudas a emergencia social y suministros mínimos vitales, es decir, ayudas destinadas en gran parte al pago de suministros básicos. “El anterior gobierno tenía presupuestado 15.100 euros y éste equipo de gobierno la incrementó en 2015  en 11.000 euros más. Actualmente, esa partida está en 48.500 euros”, ha recalcado.

En otro sentido, la ayuda económica a familias, principalmente destinadas a familias con menores con carencia de ingresos, en 2015 este concepto estaba dotado con 13.400 euros y el actual gobierno local lo ha incrementado en un 279%, es decir, que el presupuesto ha pasado a 50.831 euros.

En cuanto a las partidas para desplazamiento de transeúntes, la edil ha recordado que en 2015 este concepto no existía y el gobierno local lo dotó con 1.000 euros.

Respecto a las partidas que afectan a los mayores de nuestra localidad, podemos destacar la referente al servicio de ayuda a domicilio, en la que en 2015 había una aportación de 583.000 euros y ahora, en 2019, el concepto cuenta con un presupuesto de 1.079.000 euros por parte de la Junta de Andalucía. Así, el servicio de ayuda a domicilio municipal, que hay que recordar que se trata de una apuesta individual de cada municipio, en el caso de Úbeda contará con una aportación de la administración local de 450.000 euros.

Otro colectivo importante para este equipo de gobierno son los menores. Así la partida a apoyo psicológico  y ampliación CAIT, que contaba en 2015 de un presupuesto de 15.000 euros,  a día de hoy está dotada con 72.000 euros.

Así la partida destinada a material educativo, en 2015 presupuestada en 1.000 euros, actualmente cuenta, gracias al actual gobierno local, con 4.500 euros, lo que ha posibilitado llegar a ayudar a más escolares.

La ayuda para comedor escolar, ha recordado la edil, en 2015 se encontraba en 8.500 euros y a fecha de hoy la cuantía ha aumentado considerablemente pasando a 32.000 euros.

CENTRO OCUPACIONAL

En otro orden de cosas, la concejala de Bienestar Social ha querido tener una mención más pausada para la partida dirigida a acciones relacionadas con el Centro Ocupacional. “El gobierno local ha incrementado la partida en un 150% de 2015 a 2019, un aumento que redundará positivamente en los usuarios del centro, asegurándoles mejores servicios de terapia ocupacional, entre otras cuestiones”, ha manifestado.

ALBERGUE

Por otro lado, la edil se ha centrado en otro de los tres grandes bloques en los que se puede dividir el presupuesto destinado a Bienestar Social, el albergue de temporeros. “Más de uno recordará el escenario de Úbeda durante la campaña de aceituna cuando gobernaba el anterior gobierno, en el que el albergue estaba gestionado de manera indirecta, y que acabó siendo una noticia que saltó a la prensa nacional. Nuestro equipo de gobierno lo ha gestionado de forma directa y se ha invertido un presupuesto de 80.000 euros, para normalizar la llegada de temporeros a nuestra ciudad y darles un servicio de calidad”, ha apostillado.

NUEVAS PARTIDAS EN BIENESTAR SOCIAL

Durante este mandato también han sido importantes las partidas nuevas que se han creado, como ha sido la destinada al colectivo LGTBI, a la Red Úbeda Solidaria, al fomento de garantía alimentaria, garantía alimentación de lactantes (menores de 24 meses), subvenciones a asociaciones para encaminar proyectos sociales o la que intentará trabajar para afianzar con proyectos y actividades la declaración de ‘Úbeda, Ciudad Amiga de la Infancia’.

Así las cosas, la concejala también ha querido resaltar que con el anterior Plan de Empleo +30 y -30 se contrataron unas 20 personas que fueron destinadas al Área de Bienestar Social y con las que se pudieron desarrollar servicios como el de triaje, los centros de barrio, las aulas de convivencia o el programa actívate para mayores, entre otros.

MEDIO AMBIENTE

En otro orden de cosas, Natalia Pérez Merino ha querido realizar un balance de las partidas integradas en otra de las áreas de las que ella es responsable municipal, en concreto de la Concejalía de Medio Ambiente.

Entre las partidas más importantes que formarán parte de este presupuesto de 2019, se incluye la que se ocupa de campañas sensiblizadoras, dotada con 20.000 euros, para impulsar desde la administración o para ayudar a asociaciones y protectoras a llevar a cabo actividades.

 

Así, ha seguido explicando Pérez Merino, otra de las partidas que se incluyen en el presupuesto municipal es la del albergue canino, para el que se ha previsto una partida de 15.000 euros, con el objetivo de seguir dando cobijo, en unas instalaciones dignas, a perros sin hogar.

Para concluir, la concejala de Medio Ambiente, ha recordado que este año se colaborará con la protectora Felican, a través de un convenio de colaboración, con una aportación de 7.000 euros, así como la ayuda de la administración en las actividades que la protectora solicite. Por otro lado, la joven protectora Gatetes, pasa de 1.000 euros en 2018 a 4.000 euros en 2019. “Un aumento significativo con el que el gobierno local pretende ayudar a esta asociación y que pronto se formalizará a través de la firma de un convenio”, ha adelantado.