Esta mañana, la alcaldesa de Úbeda, Antonia Olivares, ha firmado un acuerdo de cesión con el presidente de la Asociación Alfredo Cazabán, Juan Ramón Martínez Elvira, por el que dicha asociación donaba dos ejemplares de valor histórico para engrosar el rico patrimonio cultural y documental que alberga nuestro Archivo Histórico Municipal. En cuanto a los ejemplares, se trata del Reglamento para el Régimen, Administración y Gobierno del Cementerio de Úbeda, de 1875, y España sus monumentos y artes-Su naturaleza e historia: Granada, Jaén, Málaga y Almería, de Francisco Pi Margall.

Así pues, la alcaldesa ha resaltado que estos dos ejemplares, gracias al gesto de generosidad que ha tenido la Asociación Alfredo Cazabán, podrán ser estudiados, conocidos y disfrutados por todos los estudiosos que habitualmente visitan el archivo. “Tenemos uno de los archivos más importantes de la provincia y de Andalucía, y con estas donaciones venimos a seguir mejorando. Sabemos que en la propia ciudad se tiene mucha curiosidad por estudiar numerosos temas”, ha insistido.

En este sentido, Olivares ha expresado que con esta cesión “vamos a seguir creciendo en calidad y en materia en la que se pueda seguir investigando”.

Por su parte, Juan Ramón Martínez Elvira ha destacado que el libro cuyo autor es Francisco Pi Margall comprende un apartado dedicado a la provincia de Jaén y en especial a Úbeda, unas 80 páginas aproximadamente. “Hay litografías muy importantes como la de la Iglesia de San Pablo, con restos de la antigua lonja que iba por delante de toda la iglesia”, ha resaltado el presidente de la Asociación.

Estos dos ejemplares, que hoy ya han pasado a ser patrimonio del Archivo Municipal, según ha explicado Juan Ramón Martínez Elvira pertenecían, parece ser, a Ángel Montero de la Rubia. Así mismo ha explicado que cuando falleció se encontraron en un anticuario, lo cual puede indicar que la madre se deshizo de todo lo que él había coleccionado y guardado o que alguien los compró. “A través de las averiguaciones de algunas personas, ese libro llegó a nuestras manos”, ha explicado el presidente de la Asociación Alfredo Cazabán.