El cambio afecta a la relación de municipios que deben contar con dispositivos locales de prevención y respuesta

El Consejo de Gobierno ha aprobado una modificación del Plan de Emergencia por Incendios Forestales, vigente desde en 2010, con el fin de ajustar y mejorar la zonificación del territorio de la comunidad autónoma en función del riesgo y las consecuencias de este tipo de siniestros. El cambio afecta fundamentalmente a la relación de municipios que están obligados a contar con planes locales de emergencia por estar incluidos, de forma total o parcial, en zonas de peligro

De acuerdo con la modificación, en la provincia de Granada se suprime de la lista Huétor Vega y se añaden los términos municipales completos de Alhendín, El Pinar, El Valle, Huétor Santillán, Lújar, Pinos Puente, Purullena y Villanueva Mesía.

En Jaén se añade la totalidad del término de La Puerta de Segura y casi todo el de Beas de Segura, mientras que en Málaga se incorporan Alfarnatejo y Villanueva de la Concepción.

El Plan de Emergencia por Incendios Forestales, gestionado por las consejerías de Justicia e Interior y Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, integra todos los recursos de la Administración autonómica de acuerdo con el modelo que también se aplica ante los riesgos sísmicos y de inundaciones, contaminación litoral, transporte de mercancías peligrosas e industrias químicas. Además del operativo de prevención y extinción, el plan incorpora también sistemas dirigidos a organizar posibles evacuaciones, informar a la ciudadanía sobre los pasos que deben seguir ante un siniestro, proporcionar medios de autoprotección personal, garantizar la asistencia médica y habilitar zonas e instalaciones donde poder albergar a la población desplazada.