La Diputación pone en marcha un servicio de asistencia técnica para favorecer la implantación del cultivo del pistacho

Francisco Reyes firma con el presidente de Appistaco un convenio para que se extienda este producto por la provincia “porque puede ofrecer un futuro interesante a muchos agricultores”

Para dar nuevos pasos en uno de los objetivos en los que está trabajando la Diputación en los últimos años: la diversificación de la economía jiennense y la implantación de cultivos alternativos al olivar, el presidente de esta institución, Francisco Reyes, ha suscrito esta mañana un convenio con el presidente de la Asociación de Productores de Pistachos y Comercializadores de Jaén (Appistaco), Julián Navarro, con la finalidad de ofrecer un servicio de asistencia técnica que favorezca el extensión de este producto en la provincia “porque puede tener un futuro interesante para muchos agricultores jiennenses”, según ha subrayado Reyes.

El acuerdo suscrito con esta entidad ubicada en la comarca de El Condado permitirá, como ha explicado el presidente de la Administración provincial, que “colaboremos en la profesionalización del cultivo del pistacho en nuestro territorio, una actividad que ofrece posibilidades de crecimiento, y queremos hacerlo a partir de la experiencia que ya se está desarrollando en El Condado y que creemos puede extenderse a otras áreas geográficas de nuestro territorio”.

Francisco Reyes ha insistido en las potencialidades que presenta la producción del pistacho en España, donde “actualmente harían falta plantar 100.000 hectáreas para cubrir la demanda nacional de este fruto seco, una demanda que ahora mismo se tiene que abastecer desde países como Irán, Estados Unidos, Siria, Turquía o China”. Este amplio mercado y el hecho de que la provincia jiennense “presente unas características adecuadas para implantar este cultivo, son las que nos han llevado a firmar este convenio para asesorar a los agricultores que lo deseen a producir pistachos”, ha apostillado Reyes.

Entre las condiciones favorables para que este cultivo se desarrolle en Jaén, el presidente de la Diputación ha señalado “el clima y los suelos calcáreos, las posibilidades que ofrece de generar una mayor rentabilidad a los terrenos olivareros, intercalando olivos con pistachos en la misma plantación y la no coincidencia en el tiempo de los trabajos de recogida, por lo que no interfiere en la actividad del olivar”. En este sentido, Francisco Reyes ha apuntado que “cultivos como la almendra se recogen en julio y agosto, el pistacho entre septiembre y octubre y después viene la aceituna, por lo que son perfectamente compatibles”.

Otro motivo que lleva a la Administración provincial a facilitar que este cultivo se extienda por la provincia es que “es un cultivo social porque genera empleo”, además de que para “su recogida se utiliza la misma maquinaria que para el olivar”. “Si sumamos estas condiciones favorables a la alta demanda que existe de este producto en el mercado nacional, el interés de su implantación en nuestra tierra se incrementa exponencialmente”, ha enfatizado el máximo responsable de la Diputación.

Dado que el cultivo del pistacho es complejo, “hemos considerado oportuno dar este asesoramiento especializado para facilitar su implantación en Jaén”, ha apostillado Reyes, quien ha añadido que ya hay un técnico contratado por esta asociación que se está dedicando a visitar las plantaciones para comprobar la correcta aplicación de las técnicas de cultivo; realizar un asesoramiento técnico y un control de la evolución de las cosechas, con el objetivo de aumentar paulatinamente la eficiencia y optimización de los recursos; ofrecer una atención especializada para dar respuestas inmediatas a las incidencias que puedan surgir; elaborar planes nutricionales y de tratamiento de la tierra adaptados a cada finca; y organizar charlas formativas en diferentes zonas de la provincia de Jaén, así como otras acciones de difusión y promoción.

De esta forma, se ha previsto la celebración de diez charlas, de las que ya se han realizado cuatro en Baeza, Lopera, Martos y Alcalá la Real, en las que más de 400 agricultores se han interesado por este cultivo, y se ha editado además un folleto divulgativo con información de interés sobre este cultivo, explicando aspectos como los requisitos climáticos y geográficos que exige su producción, las tipologías de pistachos, la metodología de su cultivo o la forma de recolección.

Con el apoyo a la implantación del pistacho en la provincia, “la Diputación habrá destinado desde 2013 más de un millón de euros a distintas convocatorias de subvenciones para fomentar los cultivos alternativos del olivar”, ha remarcado Reyes, que ha recordado el apoyo prestado: desde el arrendamiento de fincas hasta el fomento de cultivos como hortalizas, ajos, almendras, frutales; a sectores como la apicultura, las explotaciones vinícolas o la ganadería trashumante; y, al sector agroalimentario jiennense en general.

Por su parte, el presidente de Appistaco ha puesto de relieve la evolución experimentada por el pistacho en la provincia en los últimos tiempos. “Ahora mismo tenemos 200 asociados de 45 municipios, pero este año confiamos en que se sumen agricultores de otras 34 localidades”, ha dicho Navarro, quien ha concretado esta evolución en el dato de las hectáreas dedicadas a este cultivo, que pasarán de las 70 del año pasado a 223 en 2015. “No es un calentón de los olivareros de Jaén, es una apuesta de una nueva generación que tenemos claro que hay que seguir avanzando y si hay otros cultivos que se pueden adaptar y compaginar con el olivar, hay que dar ese paso”, ha explicado Julián Navarro, que se ha mostrado “sorprendido” por la respuesta de los agricultores que “estamos buscando nuevas oportunidades para sus hijos, porque queremos que se queden en el medio rural”.