Un ejemplar de lince ibérico —el cuarto caso que ha trascendido en el presente año 2016—, un macho radiomarcado, ha muerto atropellado en una carretera andaluza: concretamente, en la vía A-301, que va de La Carolina a Vilches (Jaén), al igual que ocurriera con el tercer caso.
La A-301 registra en Jaén el cuarto caso de 2016 de lince ibérico atropellado en Andalucía Ampliar foto Según los datos del proyecto LIFE+Iberlince recabados por Europa Press, técnicos de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio adscritos al programa encontraron en el arcén de la carretera el cuerpo: todo hace sospechar que la causa de la muerte es un atropello. Asimismo, recientemente trascendía que el Ministerio de Fomento ya ha iniciado los proyectos de intervención en tramos de las carreteras A-4 —a su paso por Bailén (Jaén)— y N-420 —en su trazado Cardeña-Montoro (Córdoba)— al objeto de propiciar la instauración de nuevas infraestructuras que eviten el atropello de linces ibéricos en estas zonas, dos de los recurrentes ‘puntos negros’ de la comunidad andaluza.
Así lo comunicó en el marco de una reunión la Secretaría General de Infraestructuras de Fomento a la asociación conservacionista WWF, cuyo responsable del programa de conservación de especies en España, Luis Suárez, exponía a Europa Press que en dicho encuentro se repasaron las actuaciones ya encaminadas y se valoraron los siguientes pasos a seguir, dentro de un contexto “complicado” desde el punto de vista político-administrativo. Concretamente, respecto a la A-4 se trabaja para la habilitación de un paso de fauna, así como para las actuaciones de mantenimiento propias de una autovía “vieja”, mientras que en la N-420 la situación es “más complicada” al no haber obligación en una vía nacional de vallado, como sí ocurre en las autovías.

En esta carretera se sopesan soluciones “mixtas” que van desde el desbroce de los márgenes hasta la mejora de algunas zonas de drenaje, vallado o, igualmente, la instalación de un paso de fauna. Suárez también dio cuenta de que la administración sigue realizando de forma continua actuaciones de menor envergadura, así como también planea hacerlo en algunos puntos solicitados por los ecologistas en algunas de las zonas de reintroducción del lince.