El Juzgado de Instrucción número 3 de Jáen ha condenado a Andrés Bódalo a pagar 120 euros de multa y 690 de indemnización por los altercados que se produjeron en abril de 2013, justo antes de que el diputado de Amaiur Sabino Cuadra presentara un libro en la capital jiennense. Desde hace años, Bódalo es el representante del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) en la provincia; ahora, además, es concejal en la capital por Jaén en Común (JeC).

El juicio se celebró el pasado 22 de septiembre, después de que en junio se suspendiera por la ausencia de un testigo. Según el edil, durante la vista no se pudo reproducir un vídeo que aportaba la defensa como prueba debido a un fallo informático, un hecho por el que tienen claro que recurrirán la sentencia, que dice haber conocido “por la prensa”.

“A mí no me ha llegado todavía notificación oficial”, declaró a DIARIO GUADALQUIVIR, insistiendo en que es “inocente” y “nunca ha utilizado la violencia en una manifestación”. “Solo sé que tengo 10.500 euros en denuncias por manifestaciones y cosas pacíficas que hemos hecho”, apuntó, asegurando estar “muy tranquilo” a nivel personal y “como cargo público”, ya que “no hay sentencia firme” y “no ha cometido agresiones”.

En junio, Bódalo fue condenado junto a varios miembros de la Acampada Esperanza a pagar 80 euros de multa por una falta contra el orden público cometida al ocupar el pasado 9 de marzo la Delegación Territorial de Fomento y Vivienda de la Junta durante doce horas. Este mes, tiene que sentarse de nuevo en el banquillo, en este caso para responder por la supuesta agresión al teniente de alcalde y concejal del PSOE en el municipio jiennense de Jódar, Juan Ibarra, y de enfrentarse a la Policía. El Ministerio fiscal pide seis años y medio de prisión.