La Policía Nacional de Jaén ha detenido a un joven por robo con violencia e intimidación. Amenazaba, junto a un amigo, a menores para que le dieran sus teléfonos móviles.

 

Según informaron fuentes policiales, el primer hecho delictivo se produjo cuando la víctima se dirigía a su domicilio; dos chicos pararon a otro y le pidieron 20 céntimos. Al decirles que no llevaba dinero, le solicitaron su terminal móvil bajo la amenaza de darle una paliza.

En el segundo robo la víctima era también un menor que fue abordado en la vía pública por dos jóvenes que le empujaron contra la pared, agarrándolo del brazo, con el fin de pedirle 30 céntimos; al manifestarles que no llevaba dinero, lo cachearon, apropiándose de su teléfono móvil bajo las mismas amenazas que la primera víctima para posteriormente emprender la huida.

Abierta una investigación, los agentes consiguieron identificar a los presuntos autores de estos hechos delictivos. Eran dos menores sobradamente conocidos por la Policía debido a su reincidencia en los últimos meses en la comisión de hechos delictivos similares. Uno de ellos ha sido detenido, mientras se continúa trabajando para localizar al segundo.