El grupo del PSOE en el Ayuntamiento de Jaén ha pedido al alcalde, Javier Márquez, que lleve al pleno la retirada de la liberación a los tres exediles de Ciudadanos (C’s) que han pasado a ser concejales no adscritos tras abandonar la formación naranja.

El portavoz del PSOE, Manuel Fernández, ha instado al alcalde a que convoque una junta de portavoces para abordar la situación creada en el Ayuntamiento con la entrada de tres concejales no adscritos a ningún grupo político.

“Si el alcalde los repudia en privado, le pedimos que lo haga también en público y que los sitúe donde tienen que estar”, ha dicho Fernández en el transcurso de una rueda de prensa en la que ha pedido en reiteradas ocasiones al primer edil que considere tránsfugas a estos tres concejales para los que ha pedido que aplique el pacto antitransfuguismo.

Para el PSOE “lo más justo” sería que estos tres concejales a los que el alcalde subió la liberación antes de abandonar la formación naranja dejarán de percibir un sueldo del Ayuntamiento. “Si no están representando a nadie, no tienen por quién trabajar y por tanto lo más justo es que se les retire la liberación”.

Ha recordado a Márquez que ha sido la propia dirección regional de Ciudadanos la que ha tratado a sus tres exediles como tránsfugas por lo que ahora “solo queda sentarnos y tomar decisiones”, de ahí que desde el PSOE se esté reclamando la celebración de una junta de portavoces para abordar esta cuestión.

El que hasta el momento, el alcalde no haya tomado ninguna decisión, demuestra, según Fernández que “algo huele especialmente mal” cuando además existe “la sensación de que se pueden comprar voluntades”.

En opinión del portavoz del grupo municipal socialista, el alcalde debe dar “un giro de 180 grados” y demostrar que “el talante no es contar chistes, sino buscar el consenso”, algo que está roto desde que decidió unilateralmente “subir el sueldo a estos tres concejales”.

“Márquez tiene que darse cuenta de que se puede gobernar sin necesidad de ‘tamayazos'” ha dicho Fernández, quien ha lamentado que “la única preocupación, ocupación y obsesión” del alcalde y del equipo de Gobierno sea sacar adelante el proyecto de Jaén Plaza, un parque comercial promovido por el grupo Alvores que ha encargado la urbanización a la empresa OHL.