El número de personas registradas por haber accedido a Fortaleza de la Mota y a Palacio Abacial ha sido de 2.256 (frente a las 1.520 del pasado año), si bien el total de turistas en los ocho días “ha sido mayor”, al haber visitado Alcalá la Real con motivo de los numerosos desfiles procesionales. Se considera que ha habido cien por ciento de ocupación hotelera y un alto nivel de volumen de consumo en restauración.
El turismo que más ha prevalecido ha sido el regional (que incluye a visitantes de fuera de Alcalá, procedentes de las ocho provincias andaluzas) con cifras que alcanzan las 889 personas (647 en 2016). Si bien el de mayor crecimiento con respecto al pasado año ha sido el extranjero, con un incremento del 227 por ciento (435 en 2017 frente a 133 del pasado año). El alcalde de Alcalá la Real, Carlos Hinojosa, ha señalado que estas cifras vienen a respaldar “el buen trabajo que se hace desde las administraciones y a través de la colaboración público-privada”.
Asimismo, Hinojosa ha subrayado la labor llevada a cabo con la Unión de Cofradías, así como el embellecimiento de la ciudad, que ha dado “más brillantez a una tradición muy esperada en Alcalá la Real y que cada año atrae más visitas”. Por su parte, la edil de Turismo, Empleo y Comercio, Eva Bermúdez, ha indicado que “las cifras reflejan que cada día Alcalá la Real es conocida, visitada y disfrutada por más personas”. No solamente se han registrado 2.256 visitas a la Mota y al Palacio Abacial, sino que también “hemos conseguido que las visitas pernocten y consuman en nuestros establecimientos comerciales y de restauración”.