40 consistorios se han beneficiado de las ayudas para la restauración ambiental de espacios afectados por vertidos incontrolados y 54 para integrar contenedores en el entorno urbano

La Diputación Provincial de Jaén ha invertido un total de 200.000 euros a la concesión de ayudas a los ayuntamientos jiennenses que han estado dirigidas, por un lado, a la recuperación ambiental de espacios degradados por el vertido incontrolado de residuos de la construcción y, por otro, a la mimetización de contenedores en las localidades y contribuir así a su integración en el entorno urbano. El diputado de Servicios Municipales, Bartolomé Cruz, ha hecho balance de estas dos líneas de ayudas destinadas a todos los ayuntamientos de la provincia.

En total, 54 consistorios se han beneficiado de las ayudas destinadas a financiar actuaciones para la mimetización y la instalación de sistemas de contención de contenedores, que ha constado de una partida de 100.000 euros. A través de las mismas, se contribuye a “embellecer la ubicación de los contenedores integrándolos en el entorno urbano con el menor impacto visual posible”, además de que damos “un paso más en la mejora de la prestación de los servicios de recogida de residuos tanto de materia orgánica como selectiva en los municipios jiennenses”, ha subrayado Bartolomé Cruz.

Asimismo, han sido 40 los ayuntamientos que han recibido subvenciones para la adecuación de espacios degradados por el vertido de escombros de forma incontrolada. Con esta línea de financiación, dotada con 100.000 euros, “damos respuesta a una demanda generalizada de los ayuntamientos ante el problema ambiental que supone tener estos espacios en sus términos municipales y les ayudamos a financiar actuaciones de limpieza, reciclaje y eliminación de residuos de escombros en estos espacios, además de campañas destinadas al establecimiento de un correcto sistema de gestión municipal de estos residuos”, ha señalado Bartolomé Cruz.

El diputado de Servicios Municipales ha recordado que esta última línea de financiación está enmarcada en el Plan Director de Residuos Inertes que impulsa la Diputación de Jaén, con el que se dotará a la provincia de una red de plantas de tratamiento y de puntos de acopio de residuos procedentes de la construcción y demolición, unas instalaciones “que permitirán que no haya más de 25 kilómetros de distancia entre el punto en el que se generan escombros hasta el lugar de acopio”, ha apuntado.