La romería, en honor a Santa Potenciana, que se ha celebrado este fin de semana en el paraje de “El Batanejo, dentro del término municipal de Villanueva de la Reina, podría caracterizarse por contener todos los elementos necesarios para que una fiesta se convierta en éxito seguro gracias a los condimentos que se han ido acumulando a lo largo de los días de romería.

La primera jornada de cierta chiribiri, que no mermaron los ánimos de los villanoveros que decidieron desplazarse hasta la zona recreativa de “El batanejo” para degustar el tradicional plato de paella junto con otras viandas que acompañaron en el evento.

Conforme avanzaba uno de los momentos más importantes de la festividad, es decir, la celebración del pregón, el agua iba abandonando el casco urbano para dejar un hueco al bullicio de personas que se concentraron en el teatro municipal para escuchar a Ángela Pérez, responsable de ensalzar las virtudes de Santa Potenciana.

Con los nervios propios del momento, Ángela evocó momentos importantes de esta romería y elevó hacia los presentes la importancia de los valores religiosos, así como los festivos, siempre tomados con moderación.

Este acto se completó con la entrega de la medalla de plata honorífica a Juan Luciano Calero, que le fue entregada por la nueva presidenta de la hermandad, Natividad del Carmen Molino, así como la actuación de la banda de música de la “Asociación amigos de la música”.

Por su parte, Laura Salido, que mantuvo el acto, presentó a la autora del cartel de la romería, Juana María Jiménez, que recibió su merecido premio. Asimismo, se anunció que el pregonero del próximo año será Manuel Jesús Agudo.

Otro de los momentos efusivos de esta romería se produjo en el concurso de carrozas y carretas, que cada año va en aumento y con una enorme destreza inventiva para alucinar a los villanoveros que presenciaron el desfile.

Igualmente, el Ayuntamiento ha preparado un amplio programa de actividades deportivas y festivas, como la verbena, las cucañas y la carrera de cintas.

Si la romería chica, celebrada por los escolares el jueves, tuvo que limitarse al propio colegio por el aguacero que les visitó, la procesión y posterior misa romera en el Batanejo, del pasado domingo, ya lució un sol extremadamente peligroso que obligó al uso de sombrillas a la largo del recorrido del desfile procesional, desde el casco urbano hasta el templete de Santa Potenciana.