El equipo de Gobierno busca fomentar la participación ciudadana y recabar propuestas de mejora para incluirlas en el siguiente ejercicio presupuestario

El Ayuntamiento de Peal de Becerro comenzó ayer la ronda de reuniones vecinales en los barrios con el objetivo de conocer las carencias, demandas y propuestas de mejora de cada una de las zonas del municipio incluyendo las aldeas.

El equipo de Gobierno, como ya lo hiciera el pasado año, ha programado nueve reuniones vecinales para “atender a las demandas que tienen en los diferentes barrios, fomentar la participación ciudadana y recabar propuestas de mejora para incluirlas en el presupuesto del año 2017”, ha apuntado la alcaldesa de Peal de Becerro, Ana Dolores Rubia.

El pasado año, el resultado “fue positivo”, ya que “es importante que los vecinos conozcan las distintas posibilidades con las que cuentan para participar activamente en las decisiones políticas, donde su opinión es importante y necesaria para mejorar la calidad de vida en la localidad”. Así, ha subrayado que “los ciudadanos piden de manera responsable y eso ayuda en la gestión municipal”.

Respecto al nuevo ejercicio presupuestario ha apuntado que “es una herramienta que tiene la administración local y un año más queremos elaborarlo con participación ciudadana, atendiendo a las demandas que recojamos tanto de los vecinos como de los diferentes colectivos englobados en los consejos sectoriales”.

Por último, ha recordado que existe un buzón de sugerencias permanente en la web municipal y otro físico instalado en la entrada del Ayuntamiento abierto a todo tipo de quejas y solicitudes.