La alcaldesa de Úbeda, Antonia Olivares y la de Baeza, Dolores Marín han expresado su alegría por la concesión de ayudas a ambas ciudades procedentes de Fondos Feder

La noticia que fue publicada en el Boletín Oficial del Estado el pasado 3 de octubre supondrá un significativo revulsivo de inversión para ambos municipios. En total se han concedido 10 millones a los que habrá que sumar dos millones y medios de aportación de los dos Ayuntamientos.

De esta forma, se pondrán en marcha tanto proyectos individuales como conjuntos, para cubrir un importante abanico de necesidades. La inversión que debe hacerse dentro de los límites de la Estrategia de Desarrollo Urbana Sostenible e Integrado (EDUSI) tiene cuatro principales objetivos:
1. Actuaciones en Ciudades Inteligentes y Tecnologías de la Información y Comunicación.
2. Economía baja en carbono.
3. Medioambiente, rehabilitación y patrimonio.
4. Inclusión social.

Tal y como ha explicado Olivares, ambos Ayuntamientos partían de un proyecto de dieciocho millones de euros, de los cuales se solicitaron quince millones de euros al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. Finalmente, de la petición original se han obtenido un total de diez millones, lo que supondrá un cambio estratégico en las inversiones de ambas ciudades. Por el momento, ha incidido la alcaldesa de Úbeda, es necesario ajustar e intensificar el trabajo y llevar a cabo un calendario de trabajo, ya que la fecha límite para la gestión y justificación de las ayudas es el año 2020. “Estamos muy satisfechas, ya que ha sido un proceso largo y lleno de trabajo. No obstante estamos muy ilusionados con comenzar esta nueva fase, ya que supone un cambio en el crecimiento de ambas ciudades de forma conjunta y un importante revulsivo”, afirmaba la primera edil ubetense.

También Dolores Marín ha incidido en la importancia que tiene la unión de las dos ciudades Patrimonio de la Humanidad y de todo lo que consiguen avanzando de la mano. En este sentido, ha expresado que la concesión de esta ayuda es la convicción de que el trabajo se ha hecho de forma correcta y la afirmación de lo que consiguen ambas ciudades unidas. “Pusimos mucha ilusión y esta es la recompensa. Hemos conseguido que el Ministerio vea una oportunidad de generación de riqueza en nuestras ciudades”, decía Marín. Asimismo, agradecía a Olivares su voluntad para trabajar conjuntamente con Baeza y permitir de esta manera, que el municipio pudiese optar, también a estas ayudas económicas.

Proyectos
Antonia Olivares ha expresado que habrá que reajustar los proyectos que se presentaron, volviendo a contar con colectivos de ambas ciudades, que aportaron más de doscientas ideas y también con el resto de partidos políticos. Asimismo, ambas alcaldesas han destacado una de las propuestas presentadas que consistía en unir ambos centros históricos, a través de un medio de transporte sostenible.