PIDE QUE INCLUYA A LAS DIPUTACIONES Y PEQUEÑOS MUNICIPIOS COMO BENEFICIARIOS DE LOS FONDOS FEDER

El secretario general del PSOE de Jaén, Francisco Reyes, exige al Gobierno que “deje de acosar a las zonas rurales” y que incluya a las Diputaciones y a los municipios de menos de 20.000 habitantes como beneficiarios de los Fondos Feder. Reyes ha participado esta semana en una reunión con responsables federales del PSOE y otros presidentes socialistas de diputaciones españolas en la que se ha criticado la decisión del PP de excluirlas de las convocatorias de estos fondos.

“Las diputaciones han jugado un papel fundamental en el desarrollo de los programas Feder, volcándose con los pequeños municipios, contribuyendo a su modernización, dotándolos de servicios y equipamientos y mejorando su calidad de vida”, recuerda.

Reyes lamenta que el PP “quiera asestarle otro golpe al campo” con su decisión destinar casi 1.000 millones de euros de la programación 2014-2020 a los municipios de mayor tamaño, lo que supone “una injusticia, un agravio y un desprecio al mundo rural”. Añade que este criterio supondrá “un mazazo” para los pequeños municipios, ya que sus desequilibrios económicos y sociales respecto al medio urbano “podrían agudizarse”.

“Los fondos Feder han desempeñado una labor muy relevante para potenciar nuestros pueblos, generar oportunidades de desarrollo, garantizar la igualdad y evitar la despoblación rural. Resulta lamentable que el PP no valore esto”, critica.

El responsable socialista considera que esta decisión “es otro ejemplo más” de la política del PP, siempre orientada “a meterle la mano en el bolsillo a los que menos tienen para engordar el bolsillo de los que más tienen”. Además, confirma la “alergia extrema” que la derecha siente hacia el medio rural y los pequeños municipios.

“Desde que el PP llegó al Gobierno, los ataques al campo andaluz y jiennense han sido una constante: se cargó las ayudas a las energías renovables, aprobó un reparto de las ayudas de la PAC que perjudica a Jaén y Andalucía, rechazó incluir al olivar en pendiente en las ayudas asociadas, le arrebató 240 millones de euros a Andalucía en materia de desarrollo rural, se negó a aprobar una plan especial de empleo rural y se resistió a impulsar medidas que paliaran las dos bajas cosechas de aceituna que hemos tenido en los últimos años”, rememora.