La Fiscalía de Jaén solicita seis años y medio de cárcel por la supuesta agresión al exteniente de alcalde de Jódar, Juan Ibarra (PSOE), para Andrés Bódalo, líder del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) en la provincia y concejal en el Ayuntamiento de la capital jiennense por Jaén en Común (JeC). Hay 17 acusados más, para los que el Ministerio fiscal pide cinco años y medio de prisión.

La Audiencia Provincial ha acogido este miércoles el juicio, en el que el sindicalista ha asegurado ser inocente. A las puertas, varias decenas de personas se han concentrado para apoyar a los procesados por unos hechos que tuvieron lugar en septiembre de 2012 en la plaza ubicada frente al Ayuntamiento de la localidad jodeña. Según el escrito de acusación, unas 70 personas estaban concentradas cuando el entonces teniente de alcalde intentó entrar en el Consistorio.

Entonces, se abalanzaron sobre él, “abucheándolo, rodeándolo y acorralándolo contra la pared del edificio”. De acuerdo con el fiscal, llegó a recibir varios puñetazos y patadas, con la intención de impedirle la entrada”, que finalmente se produjo tras la formación de un cordón policial. Los agentes que lo formaron también fueron “empujados y objetos de forcejeos e insultos tales como sois unos mierdas, ya nos veremos más despacio, os vais a enterar, sinvergüenzas”.

Para la Fiscalía, estos hechos son constitutivos de un delito de atentado, otro de desórdenes públicos y tres faltas de lesiones. Por todo ello pide cinco años y medio de prisión para cada acusado (seis y medio en el caso de Bódalo) y diez meses de multa a razón de diez euros diarios (catorce en el caso de Bódalo). La acusación particular solicita cinco años y tres meses de cárcel y multas de 1.800 euros para cada uno. La defensa reclama la libre absolución.