El Real Jaén CF no conseguía hacerse con los puntos en su visita a Cáceres, y caía por un gol a cero en un partido complicado, táctico y de poco juego. El tanto de Carreño nada más comenzar dejaba a los de Berges por detrás en el electrónico, y les obligaba a un esfuerzo creativo sin recompensa a la conclusión. Los blancos ofrecieron juego y control, pero carecieron de acierto en los últimos metros.

El choque arrancaba muy condicionado por la climatología imperante en la mañana del partido. Día de lluvia sobre un terreno de juego irregular recibía a ambos equipos con un Real Jaén CF en busca de su tercera victoria consecutiva. Los de Berges iniciaban el partido con Prieto y Quesada en línea medular, y con Sutil y Villa como hombres de banda, arropando a Molina y Fede en carriles interiores como puntas de ataque.

El comienzo no pudo traer peores nuevas para los de Rafael Berges. Transcurridos escasos minutos tras el pitido, y con ambos conjuntos aún asentándose sobre el verde, un centro largo de Valverde encontraba a Carreño en el corazón del área que, de buen testarazo, ponía el primero de la mañana. Con mejor dominio del balón y los espacios que su rival, los blancos se colocaban por detrás en el marcador tras una jugada puntual en la que el punta verde impuso su velocidad de reacción. Tras el tanto, los visitantes adelantaron líneas y recompusieron un esquema de control en zona adelantada.El paso de los minutos ofrecía un partido intenso, competido en el avance de metros, y con una encarnizada pelea por el control del mediocampo, donde ambos conjuntos acumulaban mayor número de efectivos en recepción y salida rápida hacia puntas.

El Real Jaén CF buscó la apertura de espacios con Villa y Sutil como hombres más incisivos por fuera, acompañados de constantes apoyos de Joel y Nando en los desdoblamientos. Los centros cruzados se erigían en esos momentos en arma principal para superar la poblada defensa contraria, bien sujetada por el trabajo de Medina y Elías en las coberturas.El conjunto de Rafael Berges decidió asumir riesgos con el transcurso del primer acto, y colocó entonces a Quesada y Prieto como soporte de llegada de segunda línea al remate, tras salida rápida a los extremos.

Presión ejercida varios metros más arriba, y con más eficacia sobre el arranque de jugada rival, siempre focalizado en el lateral izquierdo Toni, o bien en balón largo a la carrera de Carreño en busca de la espalda de la defensa contraria. Los minutos transcurrían y el guión establecido obligaba al Real Jaén CF a buscar el tanto del empate con una propuesta arriesgada y de carácter ofensivo; los esfuerzos cristalizaban en claras ocasiones de gol, como el disparo cruzado de Fede, que Vargas atrapaba con reflejos felinos, o una gran jugada combinativa entre Molina y Sutil que concluía con el remate desviado de José Cruz cuando se hallaba en franca posición frente al meta local. Con desventaja en el electrónico concluía una primera mitad de acierto esquivo para los del Santo Reino.Para la segunda mitad, Rafael Berges iba a introducir el primer cambio del partido.

En busca del ataque al espacio y la velocidad, daba entrada a Brian en lugar de Prieto, con lo que la apuesta táctica por el empate era clara. El recién ingresado ocupaba la banda derecha, con Sutil y Molina como enganches por detrás de Fede, que seguía ejerciendo como punta de ataque. Los blancos subían varios puntos su perfil ofensivo y sumaban efectivos en línea de tres cuartos para dejar las bandas a las subidas de ambos laterales, ya sí, fijos en la medular.Los minutos transcurrían a favor de los locales, que dejaron las acometidas ofensivas para los balones largos, de poca precisión, a la carrera de Aarón y Valverde. Con Sutil encajado junto a Fede, y ambas bandas optimizando al máximo el ancho del campo, el Real Jaén CF se afanaba en abrir grietas en la ordenada y pobladísima defensa del CP Cacereño, ya compuesta en la segunda mitad por los cuatro zagueros más su doble pivote.

Con el equipo sustentado en tres hombres únicamente, y buscando el desequilibrio con cinco efectivos en transición, los de Berges iban a gozar en este periodo de sus mejores acercamientos. Cercando al rival en su propia área, el trabajo de ruptura por ambos lados obligaba a la zaga verde a defenderse con todos sus efectivos disponibles. Para apostar decisivamente por el tanto del empate, el preparador cordobés retiraría a Dani Torres para introducir a Pedro en su lugar. Una variante ofensiva que respaldaría minutos después con el ingreso del joven Joserra como segunda punta, en el último intento por lograr el gol de la igualada. Pese a los esfuerzos dispuestos sobre el césped del Príncipe Felipe, los últimos minutos sólo pudieron contemplar como el Real Jaén CF rozaba el empate, aunque sin premio a la conclusión del tiempo reglamentario.

TEXTO Y FOTO: REAL JAÉN