Francisco Reyes participa en el homenaje rendido a los mejores jugadores de balonmano de Jaén, que lograron el ascenso a División de Honor en 1979

La Salobreja ha acogido este reconocimiento coincidiendo con la celebración del VIII Torneo de Balonmano Femenino “Sebastián Moya”

Hace ahora 36 años, en 1979, la provincia de Jaén vivió uno de sus hitos históricos en materia deportiva: un club de balonmano de la capital, el ADA Jaén, consiguió ascender a la máxima categoría nacional de este deporte, División de Honor, donde jugaban los mejores conjuntos de la época, el Barcelona, el Atlético de Madrid, el Calpisa o el Granollers. Ahora, más de tres décadas después, el club GAB Jaén ha organizado un homenaje al grupo de jugadores, tecnicos y directivos que formaron parte de aquel conjunto histórico, un reconocimiento que ha tenido dos citas importantes, una ayer viernes en la Diputación y otra esta mañana, durante la celebración del VIII Torneo de Balonmano Femenino “Sebastián Moya”, en el que han participado equipos femeninos de Jaén, Torredelcampo, Los Villares y el CBM Murgui y en el que se ha homenajeado a estos deportistas. El presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes, ha participado en este homenaje celebrado en el pabellón de La Salobreja.