A dos días para el choque entre Linares Deportivo y Real Jaén, el técnico del conjunto jiennense ha comparecido en rueda de prensa para analizar los aspectos relacionados con su equipo. Gonzalo Arconada reconoce que “tenía ganas de vivir este derbi aunque me hubiera gustado que hubiera sido en otras circunstancias para que lo pudiéramos disfrutar todos mucho más. Al ser a final de Liga, son partidos en los que se deciden cosas. Es importante que compitamos bien, que intentemos recuperar nuestras sensaciones y tiremos de amor propio y orgullo para dejar claro que lo del otro día simplemente fue un tropiezo”.

El entrenador del Real Jaén también ha hecho mención a la situación que atraviesa su rival, actualmente en puestos de descenso a Tercera División: “Ellos tienen cierta preocupación por la posibilidad de perder la categoría. Sabemos que no es tan difícil mantener la categoría como luego recuperarla. El partido en casa ante Jumilla les hizo mucho daño. Es lo que ocurre en las últimas jornadas. El desenlace se da en un partido en concreto pero es el cúmulo del trabajo realizado durante toda la temporada. Nosotros tenemos que ir a competir y respetar al Linares y al resto de equipos que están implicados en esa situación. En ese sentido, tenemos que ser honestos y realizar nuestro trabajo. Si quieren ganarnos, que lo hagan bien y siendo superiores a nosotros”. A pesar de la clasificación, Arconada tiene claro que “hay una motivación especial por ganar al Linares. Es un tipo de partido en el que no hace falta una motivación extra para los jugadores. Eso también se palpa en el ambiente del vestuario. Nosotros tenemos que hacer nuestro trabajo sea quien sea el equipo que está en frente. Se percibe ese sentimiento de rivalidad por ganar a tu rival más directo en la provincia. La dinámica ahora es completamente diferente para ambos equipos. En la primera vuelta ellos llegaban en mejor situación que ahora y nosotros exactamente igual. Generalmente en los derbis, la situación en la clasificación no suele ser determinante por esa motivación extra que existe. Estamos más liberados por no tener ese riesgo en cuanto a situación clasificatoria pero ellos si están en esa necesidad”.

El entrenador donostiarra ha repasado el estado de la enfermería blanca. Arconada se ha referido a futbolistas como Pablo Ortiz y Óscar Quesada, afirmando que “la situación de Pablo y Óscar es francamente buena. Venían realizando trabajo al margen del grupo con cierta intensidad y aunque la semana pasada no era demasiado optimista, las sensaciones de ambos son realmente buenas. Las sesiones las han completado bien. Tengo algo más de miedo con Pablo, por haber tenido una recaída. En un principio estarían disponibles pero el miedo es ese, evitar una recaída. Nando sigue siendo baja. Felipe tiene algunas molestias y no ha podido completar las sesiones de los últimos días. Y Luis tuvo una entrada muy fuerte al final del partido, tenía un hematoma importante pero ha podido entrenar bien a lo largo de la semana”. Precisamente las bajas de Ortiz y Quesada en las últimas semanas han mermado el rendimiento del cuadro jiennense, algo que no esconde Gonzalo Arconada, quien reconoce que “las bajas de Pablo Óscar y Hugo nos han marcado mucho. Son tres futbolistas que han sido muy importantes para el equipo a lo largo de la temporada, nos han aportado mucho. Hay que reconocer que eso es una evidencia, han sido jugadores muy importantes cuando el equipo ha estado a su mejor nivel”.

La dura derrota encajada ante el CD San Roque de Lepe ha sido analizada por entrenador y plantilla a lo largo de la semana. El técnico guipuzcoano admite que “el domingo estaba extrañado por lo que había ocurrido en el partido. Si hay algo que hemos defendido durante toda la temporada es la buena sintonía que existe en el vestuario. Con toda la situación que se está viviendo, si el vestuario no hubiera sido bueno seguramente se hubiera acabado bastante peor. Por eso dije que mejor no hablar en caliente. Al final se junta un poco todo. Cuando estás bien anímicamente superas cualquier adversidad pero ahora mismo estamos en una situación en la que cualquier contratiempo parece una cuesta imposible de subir. Eso fue un poco lo que nos ocurrió el domingo”.

Por último, en cuanto a la asamblea de accionistas que se celebrará en la tarde de hoy, Gonzalo Arconada ha manifestado que “ahora mismo lo importante es saber por parte de ellos qué proyecto se va a plantear de cara al futuro. Hay tanta rumorología que todos estamos con esa incertidumbre. Realmente, el vestuario quiere conocer concretamente cuál es la idea y el proyecto de futuro para el club. Después de la asamblea de esta tarde, esperemos que se indique cuál va a ser el camino tanto para nosotros como para la ciudad y la afición. Sería muy duro que se plantease la desaparición del club”.