Juan José Romero-Ávila y José Casado, pertenecientes al Club Deportivo Granada 49.9, demostraban el nivel que ostentan en la categoría de regularidad sport a los mandos del Ford Escort MK II con el que habitualmente participan en esta especialidad.

Debido a la suspensión del rallye de Sevilla, la Federación Andaluza de Automovilismo, decidió incluir en el campeonato la prueba de Campanario en su cuarta edición perteneciente al campeonato Extremeño siendo las localidades de Cáceres y Badajoz el escenario para su desarrollo y organización.

El Piloto Jiennense, acompañado esta temporada por José Casado, experto en este tipo de pruebas donde el trabajo del copiloto juega un papel fundamental, se enfrentaba junto a Juan J. Romero-Ávila a los diez tramos cronometrados y un total de 97,75 Km.

Las verificaciones técnico administrativas tenían lugar el Viernes, para dar comienzo la competición a las 6.25 horas para concluir el rallye a las 21.38 horas tras recorrer un total de 450,88 Km. entre tramos contra el crono y los enlaces correspondientes entre los mismos.

Los recorridos fueron bastante rápidos, alcanzando medias altas de velocidad, donde apareció en alguno de ellos la temida lluvia que incremento la emoción y el riesgo añadido. Con la igualdad entre los corredores de cabeza  se fue desarrollando todo el rally que obligo al piloto de Jaén, a su copiloto y equipo a emplearse a fondo, consiguiendo dos primeros puestos en dos de los tramos y alzando al equipo hasta la tercera posición de un rally muy trabajado.

Con este resultado obtenido en el IV Rallye Campanario, la pareja formada por Juan José Romero-Ávila y José Casado se posicionan en la tercera plaza del Campeonato Andaluz de Regularidad Sport en la general de la especialidad.