Más de 4.000 carteles de Semana Santa guarda Isaías Grueso en el Bar Segarra de Villanueva del Arzobispo

Isaías Grueso Segarra es dueño del Bar Segarra de Villanueva del Arzobispo, y dueño de un auténtico un museo de Semana Santa y un archivo documental como el que, probablemente, no haya otro igual en toda España. Su afición comenzó en el año 79 y ahora, cada año cuando se acerca la Semana Santa, empiezan a llegarle carteles de todas partes de España.

Ayer entrevistamos a Isaías en su Bar, rodeado de los carteles de este 2015. “Llevo desde el año 79, empecé con un par de carteles, otro año tres y a partir de los años noventa esto se quedó como una especie de institución. Ya tengo el compromiso social y un compromiso conmigo mismo, tengo buenos amigos que sin ellos esto sería imposible y a los que quieroagradecérselo”, explicó Isaías.

Carteles de Semana Santa en Villanueva del Arzobispo

Carteles de Semana Santa en Villanueva del Arzobispo

Isaías incluso ha recibido carteles de fuera de España, guarda dos carteles de Italia, uno del Vaticano, otro de Ecuador y de Perú. Mientras hablábamos llegó otro cartel, esta vez de Tobarra (Albacete). “Desde el año 95 hasta esta fecha estamos hablando de una cifra de unos 250 carteles al año. Haciendo la cuenta, los 4.000 carteles no hay quién me los quite”, señaló.

Matías Molina, pregonero de la Semana Santa de este año, fue uno de los primeros en enviarle carteles desde Sevilla. “De Andalucía, prácticamente tengo carteles de todas partes todos los años”, señala Isaías. “La gente cuando entra se cree que son de otros años, y se sorprenden cuando ve que son todos del mismo. Me satisface que entren, aunque no tomen nada, a ver el bar, y que esto esté aquí en Villanueva”. Los carteles estarán colgados en el Bar Segarra y podrán verse hasta que finalice la Semana Santa.

Isaías ha hecho entrevistas y ha recibido varias veces a medios provinciales y autonómicos, aunque echa en falta que su bar y su afición tengan más repercusión mediática, se conozcan en más partes de España y que el reconocimiento permita que su labor continúe aún cuando él no esté.

Fotografías Tote F.