La villa jiennense inauguró ayer la quinta edición de estas fiestas que se han convertido en una cita obligada para los amantes de la historia y curiosos llegados desde los distintos puntos de nuestro país.

El acto inaugural de la misma es uno de los reclamos habituales de estas fiestas. Pasadas las 6 de la tarde arrancaba la representación junto al Arco de “Los Santos” (más conocido como del Chiringote), en la que Aben-Azar rendía sus armas ante las tropas del Rey Fernando III “El Santo” comandadas por D. Juan de Zúñiga.

Dicha representación se encuentra datada históricamente por lo que el rigor de la misma es constatable. De Zúñiga aceptó la rendición de Aben-Azar, levantando iglesias en el lugar de las mezquitas e instando a los sabioteños a que celebraran su victoria con bailes y cantos de alabanza.

Tras la inauguración, se daba paso a desfile por las calles del casco antiguo del municipio. Desde el chiringote, pasando por la Puerta de la Villa y concluyendo en la Plaza del Castillo. De esta manera, se procedía a la apertura del mercado medieval y las tabernas.

Durante toda la tarde se pudo disfrutar de representaciones teatrales, bailes medievales, espectáculos de fuego y muchas más actividades para niños y mayores con las que Sabiote hizo viajar hasta el medievo y daba la bienvenida a vecinos y visitantes.

En la mañana de hoy tendrán lugar las tradicionales carreras de caballos en la Ronda de Miradores, junto al castillo. Así como la espectacular procesión de candelas, que recorrerá las calles del conjunto histórico de la villa con un desfile de colorido y música medieval entre antorchas.