Durante estos tres días se ha podido disfrutar de numerosas actividades para todas las edades enmarcadas en el conjunto histórico del municipio.

La última jornada de esta fiestas comenzaba con las tradicionales carreras de caballos en la Ronda de Miradores. Caballistas y caballos demostraron su destreza con vistosas carreras, exhibiciones de justas y el uso de lanzas, para posteriormente realizar un desfile hasta las caballerizas del Castillo.

Los sones de la AM Santo Sepulcro se acompañaron de los bailes a cargo de la Escuela de Danza Lourdes en distintos puntos como la Plaza del Castillo o la Plaza Alonso de Vandelvira. La obra de teatro de “El Duende Martinejo”, el espectáculo de fuego o el Fakir Rupido, fueron otras de las actividades de las que se pudo disfrutar durante todo el dia.

El plato fuerte de la jornada fue la recreación de la “Batalla de la Serna”, en la que tropas de Juana “la Beltraneja” y las de Isabel I se enfretaron en la noche de San Juan de 1476 en las tierras que dan nombre a la batalla. La astucia y el ingenio del pueblo sabioteño, con un ejército mucho más débil, permitieron llegar hasta el campo de batalla a las tropas del Conde de Cabra, fiel al trono de Castilla, y de esta manera derrocar a la Beltraneja.