Una mujer ha resultado herida de gravedad en las dependencias de la Policía Local de La Carolina (Jaén) tras prenderse fuego en uno de los calabozos donde estaba retenida a la espera de que los agentes de la Guardia Civil se hiciera cargo de ella. Según fuentes de la investigación, todo ha comenzado esta mañana cuando desde una bar del municipio han requerido la presencia de la Policía Local por la existencia de una mujer que estaba provocando un altercado de orden público en el interior del local.

Cuando se han personado los agentes, la mujer ha agredido a uno de ellos por lo que ha sido trasladada a las dependencias de la Policía Local, al tiempo que se ha pedido la presencia de la Guardia Civil para que se hiciera cargo de la detenida y también se ha llamado a los servicios sanitarios por el estado de excitación y nerviosismo que presentaba la mujer.

Ya en dependencias policiales, la mujer ha sido llevada a una celda mientras, la Guardia Civil y los agentes ultimaban las gestiones para trasladarla al cuartel. En ese momento, se han percatado que la mujer, que previamente había sido sometida a un cacheo, se había prendido fuego en la celda. En su auxilio han intervenido tres agentes de la Policía Local y dos agentes de la Guardia Civil que se encontraban en las dependencias.

Los servicios sanitarios se han personado rápidamente, aunque la mujer ya presentaba, según información facilitada por el 061, quemaduras de segundo grado en el 30 por ciento del cuerpo y concentradas en cara, mano y espaldas. También ha sido atendido uno de los agentes que ha resultado herido con quemaduras leves tras intentar sofocar el fuego en el cuerpo de la mujer. La mujer ha sido trasladada al hospital Neurotraumatológico de Jaén capital donde ha quedado ingresada en estado grave sobre las 13,00 horas para su evaluación y posterior traslado, si así se estima necesario, a la Unidad de Quemados del Virgen del Rocío, en Sevilla. La Policía Judicial de la Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación para determinar que fue lo que ha utilizado la mujer para prenderse fuego.