Zafra, una hembra nacida en el centro de cría de Vallcalent en Lérida y liberada hace cuatro años, ha sido hallada muerta en Albanchez de Mágina (provincia de Jaén).
Tras realizar la necropsia correspondiente, se ha podido determinar que su muerte ha sido causada por la ingesta de veneno; esta es la principal causa de muerte de ejemplares de quebrantahuesos liberados en Andalucía.
Para intentar encontrar al culpable de tan desastroso y triste acontecimiento, se ha activado un dispositivo que cuenta con la participación de personal especializado de la estrategia de lucha contra el veneno, Agentes de Medio Ambiente y Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil. Esperemos que dicha actuación dé resultados pronto y el culpable se encuentre sea puesto en manos de la justicia para que cumpla la pena que le corresponda.
En la foto podéis ver a un Agente de Medio Ambiente junto a Zafra, en el momento del levantamiento de su cadáver.