Esta actividad está impulsada por la Asociación Provincial de Fabricantes de Pan y se enmarca en la estrategia Degusta Jaén de la Administración provincial

La lonja del Palacio Provincial de la Diputación se ha convertido durante esta mañana en una improvisada y enorme panadería, en la que cerca de una decena de empresas jiennenses dedicadas a elaborar pan han enseñado y dado a probar sus productos de calidad. El presidente de la Diputación, Francisco Reyes, acompañado por el diputado de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Pedro Bruno, ha visitado junto al presidente de la Asociación Provincial de Fabricantes y Expendedores de Pan, Antonio Cortés, los distintos puestos en los que panaderías de 7 municipios han mostrado los distintos productos que salen de sus hornos cada día.

Esta actividad, una más de las muestras que se organizan en el marco de la estrategia Degusta Jaén que impulsa la Administración provincial, ha surgido tras el contacto entre la Diputación y la Asociación Provincial de Fabricantes y Expendedores de Pan de Jaén. “Nos hemos puesto a disposición de esta entidad”, ha explicado Francisco Reyes, “para impulsar esta muestra hoy, cuando se celebra el Día Mundial del Pan”. Con esta iniciativa, se pretende poner de manifiesto que “la producción de pan es importante desde el punto de vista de la alimentación, pero también del empleo”, según ha remarcado el presidente de la Corporación provincial, quien ha apuntado que “estamos hablando de más de 400 empresas artesanas elaboradoras de pan, que pueden suponer más de 2.000 puestos de trabajo que no se deslocalizan”.

Reyes ha querido poner de relieve los valores positivos de este producto, que junto al vino y el aceite forma parte indispensable de la Dieta Mediterránea. “Estamos hablando de un producto de calidad y también saludable”, ha subrayado, dos cualidades que “queremos trasladar hoy a todas las personas que se pasen por la lonja de la Diputación”. Además, y aunque se trate de un producto tradicional, Francisco Reyes ha incidido en que “esta muestra también nos permite comprobar cómo es un sector que va evolucionando, en el que se ha pasado del pan que se elaboraba solo con trigo y harina a otro pan al que se van sumando nuevos productos, buscando la innovación en un sector que para nuestra provincia es importante desde el punto de vista del empleo y la alimentación”.

Por su parte, el presidente de la Asociación Provincial de Fabricantes y Expendedores de Pan ha analizado la situación actual de esta industria, sobre la que ha asegurado que “ha habido un bache importante en las panaderías porque nos ha invadido un poco el pan industrial y ha costado mucho mantenerlas, de hecho algunas han cerrado, pero de un tiempo a esta parte estamos resurgiendo y promocionando el pan, explicándole al consumidor que no es lo mismo el pan que se hace en su pueblo, en su panadería tradicional, que el pan de las grandes industrias”.

En esta línea, Antonio Cortés ha puesto de relieve que “el pan ya no es un artículo de primera necesidad, como ocurría antes, y la gente ahora come menos pan, pero lo quiere de más calidad”. Por este motivo, ha agregado que “queremos impulsar desde Degusta Jaén y nuestra asociación que las pequeñas panaderías no se pierdan, porque en cada una hay dos, tres, cuatro, seis trabajadores, que al final van creando arraigo en los pueblos al mismo tiempo que le dan un producto de calidad a sus vecinos”.