La Policía Nacional detiene en Linares a cuatro personas miembros de un clan dedicado a la venta de droga

Se han desactivado tres puntos de venta de menudeo en la barriada linarense de los Arrayanes

Cuatro detenidos pertenecientes al clan de “Los Bolines”, tres registros domiciliarios, incautación de más de doscientos gramos de sustancias estupefacientes (cocaína, marihuana y hachís), balanzas de precisión, diversos objetos de corte y preparación de droga así como munición y más mil cien euros en metálico

Agentes de la Policía Nacional procedieron a la detención en Linares de cuatro personas miembros del Clan “Los Bolines”, como presuntos autores de un delito Contra la Salud Pública, dos de ellos son los cabecillas del grupo criminal. En el operativo policial, se han desactivado tres puntos de venta al menudeo en la barriada de Los Arrayanes, se han practicado cuatro registros domiciliarios, incautación de   más de doscientos gramos de sustancias estupefacientes (cocaína, marihuana y hachís), balanzas de precisión, diversos objetos de corte y preparación de droga así como munición y más mil cien euros en metálico.

DINERO LINARES DROGA

Utilizaban las viviendas como “supermercados de droga”

Las investigaciones policiales se iniciaron el pasado mes de agosto sobre diferentes informaciones anónimas de un grupo criminal compuesto por integrantes del clan de “Los Bolines” que presuntamente se dedicaba a la distribución y venta de sustancias estupefacientes en la barriada de “Los Arrayanes”, concretamente en cuatro viviendas.

Los investigadores habían establecido un dispositivo de discreta vigilancia en torno al lugar donde presuntamente se estarían produciendo de manera habitual las transacciones de droga; pudiendo comprobar el intenso trasiego de toxicómanos durante todo el día, aumentando su intensidad durante la tarde noche. La venta se producía por los por los detenidos en las viviendas registradas que estaban habilitadas para ello, donde se preparaban las sustancias estupefacientes. La investigación se vio dificultada debido a las vigilancias que realizaban con el fin de detectar presencia policial o tenían alguna sospecha que les inducía a pensar que la vivienda estaba siendo vigilada.

En uno de los domicilios, “supermercados de droga”, el responsable del mismo, a pesar de la rapidez con la se produjo la entrada en la vivienda, saltó por la ventana que había preparado para su fuga, cayendo desde el primer piso golpeándose en la cabeza. En el resto de los domicilios registrados, los ocupantes arrojaron por la ventana hasta la cubierta de un local colindante, básculas, dinero y droga que fueron recuperados por los funcionarios policiales, gracias a la colaboración de los bomberos. Varios vecinos de la zona, aplaudieron el operativo policial, mostrando su gratitud a los responsables del mismo.

Las investigaciones han corrido a cargo del Grupo de Estupefacientes de la Brigada de Policía Judicial de Linares.