Centenares de personas se han dado cita ante el Ayuntamiento de Linares (Jaén) para protestar contra la violencia machista. Bajo el lema ‘Tod@s con Fani’ se ha condenado y rechazado el último de los casos de violencia de género por el que una mujer, de 34 años, permanece ingresada en la UCI del Hospital Neurotraumatológico de Jaén tras haber sido agredida por su pareja.

La protesta se ha convocado por redes sociales y a ella se han sumado numerosos colectivos y asociaciones feministas que han vuelto a lanzar la voz contra este tipo de violencia que se sigue cobrando la vida de numerosas mujeres que son asesinadas por sus parejas o exparejas sentimentales. Las personas concentradas han querido mostrar su solidaridad con la víctima, con sus dos hijos pequeños, también víctimas de la violencia de género, y también con sus familiares y amigos.

El marido de Fani, un joven de 29 años, se encuentra desde la noche del martes en prisión, a donde lo mandó la jueza tras conocer el estado de la mujer que se mantiene estable dentro de la gravedad. El diagnóstico que se baraja es un trombo cerebral provocado por una disección de la vena carótida compatible con una presión prolongada, o lo que es lo mismo, una maniobra de asfixia sobre el cuello.

Los hechos, según han confirmado a Europa Press fuentes de la investigación, sucedieron este domingo, 15 de julio, cuando una vecina alertó a la policía de una agresión en un domicilio contiguo en el que residía una joven pareja con sus dos hijos pequeños. Cuando llegaron los agentes detuvieron al marido y a ella la trasladaron para una primera evaluación y asistencia sanitaria.

En un primer momento, el facultativo de guardia le mandó medicación para hacer frente a lo que diagnosticó como un simple cuadro de ansiedad derivado de la pelea con su pareja por lo que tras prescibirle la medición correspondiente, se fue a su casa. Exteriormente, sólo presentaba algunos rasguños y arañazos. La mujer declaró ante la jueza que su marido la había zarandeado y empujado, pero no que hubiera recibido golpes, por lo que finalmente la responsable del juzgado ordenó la puesta en libertad del marido. El mismo domingo, y horas más tarde de haber pasado por el médico, la mujer sufrió un desvanecimiento cuando paseaba con su madre por lo que tuvo que volvió a precisar asistencia sanitaria.

Nuevamente, el médico determinó que lo que tenía era un cuadro de ansiedad y la envió a casa. Este lunes por la mañana, la madre constató que su hija no reaccionaba en la cama por lo que avisó nuevamente al médico que ordena su traslado al Hospital de Linares. Es ya en el Hospital donde se deriva a la mujer al Complejo Hospitalario de Jaén y donde queda ingresada en la UCI como consecuencia de un trombo en la cabeza, según han confirmado las mismas fuentes policiales.

Tras llegar al juzgado la información con el cambio del cuadro clínico y ante la gravedad de la lesión, este martes la jueza volvió a ordenar la detención del marido que había sido puesto en libertad el lunes tras pasar la noche en el calabozo.

La mujer, según se ha informado desde la Junta, no era usuaria del Centro de Información de la Mujer (CIM) de Linares. Desde el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) se ha ofrecido asistencia psicológica a los dos hijos pequeños.

Ver más en: https://www.20minutos.es/noticia/3398549/0/centenares-personas-se-dan-cita-linares-para-protestar-por-ultimo-caso-violencia-machista/#xtor=AD-15&xts=467263