En una actuación conjunta de la Policía Nacional y la Guardia Civil, ha podido ser encontrado el vecino de Linares J. M. R., de 62 años, cuya desaparición había sido denunciada por sus familiares el pasado domingo. El hombre fue localizado finalmente por agentes del Seprona cuando deambulaba por las cercanías del camino de San Miguel, totalmente desorientado y con claros síntomas de deshidratación.

El mismo había salido de su domicilio la tarde del domingo conduciendo un vehículo todoterreno y acompañado por tres perros, a los que suele sacar a pasear a diario. Al no regresar por la noche a su domicilio, fue comunicada su desaparición a la Policía Nacional, que inició la búsqueda por las proximidades de Linares, a la que se unió seguidamente la Guardia Civil para rastrear las zonas rurales cercanas a la ciudad. Sobre la una de la tarde de ayer fue localizado por la Policía uno de los perros que le acompañaban en una zona de olivar entre las carreteras de Guarromán y La Garza. Éste hecho hizo pensar que el hombre no podría encontrarse lejos, hasta que, efectivamente, a las cuatro de la tarde, pudo ser hallado por miembros del Seprona en las proximidades del citado camino de San Miguel. Seguidamente fue trasladado al centro hospitalario, donde se le realizó un examen médico.