El arte floral japonés, conocido como ikebana, ha sido una de las novedades en la IX semana cultural del hogar de Cabra del Santo Cristo.

El origen de este arte, de más de 500 años de historia, fue religioso, pero actualmente se ha exportado a todo el mundo, y se ha convertido en una práctica cuyo objetivo es levar la conciencia y la espiritualidad.

Uno de los significados de ikebana es “flores que adquieren vida” y eso es lo que han aprendido en el hogar en una jornada donde cortar unas flores y colocarlas de una determinada manera en un jarrón hace que cobren otro sentido.

Además de su propósito estético, también se utiliza como método de meditación, ya que está conectado con el flujo de las estaciones y ciclos de la vida. El hecho de que las obras sean efímeras, debido al material de que están hechas, lo convierte en un acto de reflexión sobre el paso del tiempo.

Las canciones y los cuentos también han sido protagonistas en la escuela infantil Nazaret, expuestas por las personas mayores del hogar, como otra de las actividades organizadas con motivo de la semana cultural, al igual que la degustación de platos típicos.